Marketing digital en tiempos de coronavirus

Las empresas pueden ahorrar 50% en la adquisición de clientes. Foto: Shutterstock

“Las empresas que terminan cortando las inversiones en épocas de crisis y no invierten cuando se acaba, terminan siendo las más debilitadas y levantarse les cuesta más. En cambio, las compañías que hacen el esfuerzo en tiempo de crisis e invierten en mercadeo, cuando termine la crisis van a ser de las más fortalecidas”, relata Gerardo Méndez, vicepresidente corporativo de Datagran.

Ante la crisis económica generada por el Covid-19, las empresas han optado por reducir gastos, algunas lo han hecho en marketing. Un gran error, precisa Méndez debido a que este es el momento para intensificar las campañas de marketing digital y llegar al público indicado.

Ahora, al no poder salir de casa, la gente hace compras digitales y compra servicios para después de que pasé la contingencia. Eso hay que aprovecharlo, detalla el especialista en marketing basado en machine learning e inteligencia artificial.

De acuerdo con un estudio realizado por la agencia eStudio34, durante el confinamiento ha incrementado 41% el marketing en el sector de belleza y cuidado personal. Además, se han intensificado las compras de comida en línea y el sector retail, aunque se vio perjudicado durante el inicio de la crisis sanitaria por una incertidumbre económica, estos días de confinamiento han hecho que haya repuntado y se hayan triplicado sus búsquedas.

En esta época, las empresas requieren hacer campañas que lleguen al público ideal para que las ventas se intensifiquen y los negocios tengan ingreso.

“En tiempos de coronavirus es más importante vender por Internet y con el uso de herramientas pueden ahorrar 50% en la adquisición de nuevos clientes. Si antes gastabas 1,000 pesos, ahora consigues los mismos resultados con 500 pesos. No se necesitan grandes inversiones”, precisa Méndez.

Esto es posible al utilizar optimizadores de pauta, es decir, algoritmos que permiten el proceso más económico y logran los mismos resultados.

Empresas de cualquier tipo pueden hace uso de estas herramientas, no importa si son pequeñas o grandes, la idea es llegar a los clientes potenciales y reducir el costo de adquisición de éstos. “Hay planes de 100,000 dólares mensuales y algunos gratis”.

Cómo funciona

Méndez detalla que sólo se necesita data, por ejemplo, una empresa puede usar la base de clientes antigua, que tiene en Excel, donde tiene la información de quién compró determinado artículo o servicio, cuánto pagó y si regresó.

La información se vacía en la herramienta digital y comienza a trabajar el machine learning y la inteligencia artificial, en minutos se puede comenzar a pautar.

A partir de esa información puedes lanzar campañas lookalike en Facebook y Google, es decir, “la plataforma comenzará a mostrarle publicidad a personas, inclusos empresas, que tiene características similares a esos que hasta ahora han sido más rentables para ti”.

“Si tienes data transaccional de tus clientes, en el orden de los miles, con machine learning se puede aprovechar, si sólo tienes decenas o centenas puede servir para optimizar la pauta”.

Hoy en día se cree que para contratar inteligencia artificial se necesita contratar ingeniero o software muy sofisticados, pero ya existen herramientas que lo hacen más económico y eficiente.

Estas herramientas también pueden predecir qué quiere el cliente; por ejemplo, Datagran trabaja con Rappi y cuando el cliente abre la plataforma inmediatamente la aplicación lanza recomendaciones basadas en el histórico de compra, ¿te ha pasado?

También hay modelos de antifuga de cliente, es decir, la tecnología puede predecir cuáles de tus clientes se van a fugar y qué probabilidad tienen de irse, 20 o 30%, dando oportunidad de retenerlos por medio de campañas personalizadas.

Para los que venden en línea se puede traquear el comportamiento, la probabilidad de que no compren nada o determinado producto o servicio. “Una vez que se determina esa probabilidad, el algoritmo dispara una comunicación automática por el canal que elija, chatbot, email o mensaje. Se vuelve una forma automática totalmente inteligente para capturar al potencial cliente o rentabilizarlo”, finaliza Méndez.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario