Marcas tótem, las que liderarán en era postcovid

Las marcas tótems son coherentes y conectan con las personas. Foto: Especial

La pandemia obligó a las empresas a reinventarse y cambiar el modelo del negocio, asimismo, los consumidores se han vuelto más exigentes. En esta nueva realidad post-pandemia ¿Cómo será la relación de las empresas con los clientes?, ¿qué caracterizará a las marcas que sobrevivan?

Andy Stalman, experto en branding señala que es difícil hablar de post pandemia debido a que la enfermedad perdurará, pero es necesario aprender de los cambios que hemos tenido como el uso de la tecnología.

Precisa que las compañías tienen que ser consistentes y coherentes entre lo que dicen qué son y qué hacen. En este sentido, las marcas que han sido generosas y solidarias durante la crisis van a ser más recompensadas que aquellas que ignoraron a las personas.

Una encuesta realizada por Google señala que 72% de los consumidores están más dispuestos a comprar productos y/o servicios de marcas que generaron acciones contra el Covid-19 y 62% cree que garantizar los empleos de sus funcionarios es fundamental para la imagen de una empresa.

“Las marcas que entienden que hay una nueva etapa de liderazgo, más empático, humano, inclusivo y diverso van a tener más oportunidades… Las que cuidan a sus empleados y se transformen en tótems, sumando un sentido de pertenencia y orgullo, y generen un impacto mejor en la sociedad y el mundo”.

Stelman precisa que las marcas no pueden ser igual a como eran previo a la pandemia, pues aspectos como el incremento en el cuidado de higiene, los problemas económicos y el uso del e-commerce han generado cambios en el consumidor y las marcas deben contemplar estos cambios si desean tener clientes fieles.

De hecho, EY señala en su estudio “¿Qué esperar del consumidor para el 2021?”, que 38% de los encuestados gastará con prudencia y 35% declara que su consumo disminuirá por la incertidumbre económica generada por el rebrote del Covid-19.

En este sentido, Stalman dice en su libro Totem, transformando clientes en creyentes, que las marcas requieren crear tótems, ese icono que por años ha unido e inspirado a la gente, pues son coherentes y conectan con las personas por medio de su historia.

“Los creyentes (consumidores) demandan que las marcas no sólo tengan beneficios funcionales, sino también un propósito y un compromiso social”. Ahora las empresas deben buscar engagement con los consumidores, pues según un estudio de Fast Company, cerca del 75% de las decisiones de compra están basadas en emociones.

En esto coincide José Luis Álvarez, director general de la empresa Comint, quien dice que las marcas deben dejar de vender productos y servicios para ofrecer experiencias empáticas que den como resultado memorias insuperables, es decir tienen que sacar su lado emocional, entender a sus audiencias e ir en sintonía con las necesidades y problemas actuales de la sociedad.

“Sin ignorar aspectos como la innovación, creatividad y la sostenibilidad, quienes lo hagan tienen gran oportunidad de ser los grandes dominadores de la década que acaba de comenzar”, finaliza Stalman.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario