Los pilares para implementar una cultura ágil en tu organización

Lo más importante es entender el papel de las personas y su cuidado. Foto: Especial

El cambio debe enfocarse en los colaboradores porque ellos definirán tu éxito o fracaso en el mercado.

La pandemia sigue dejando lecciones a los líderes, una de ellas es que las formas en que trabajaban ya no serán viables, incluso muchas ya no lo eran antes de la crisis, solo que el tema no era prioritario. Para permanecer y adaptarse adecuadamente, hay que reinventarse comenzando por una cultura organizacional enfocada en las personas.

“La gran mayoría de las organizaciones se han dado cuenta, de una manera muy abrupta, de lo importante que es trabajar en un cultura que les permita afrontar temas como: ser ágiles, no resistirse al cambio y las personas. Con el Covid-19, esto les cayó como balde de agua fría porque vieron que no estaban haciendo esfuerzos en el tema”, manifestó en entrevista con El Economista, Michelle Ferrari CEO de Great Culture to Innovate MX.

Detalló que si bien los temas del cambio de trabajo y cultura organizacional ya se abordaban, pocos los trabajaban, lo que les ha generado problemas para adaptarse a la nueva realidad que vivimos por la pandemia. Por ejemplo, los que ya lo trabajaban, han respondido mejor a los retos como el trabajo virtual, mientras que quiénes no, han sufrido más y tenido impactos negativos en la organización.

Entre estos cambios el más importante es entender el papel de las personas y su cuidado. Antes, la persona iba a trabajar a la oficina, terminaba y se iba sin mayor retribución que el salario. A pesar de que las empresas han trabajado en el salario emocional en los últimos años, en la nueva normalidad debe ser una prioridad.

“No había un entendimiento claro de que entre mejor estén los colaboradores, mejor le irá al negocio. El talento quiere estar en entornos donde pueda explorar, innovar, ser escuchado, cuidado y reconocido, el sueldo no lo es todo. Si no tratas bien a la personas, ¿porque querrán darte más? El capital más importante es el humano y eso marcará la diferencia de quién eres en el mercado”, enfatizó Ferrari.

Los cuarto pilares

Ferrari indicó que para este cambio, las organizaciones deben analizar ¿qué tipo de cultura se quiere y cuál se necesita?

Como parte de la metodología desarrollada por Great Culture to Innovate MX, implementada en 14 países, se deben seguir cuatro pilares para transformarse.

El primero es la diversidad desde dos ángulos: la “superficial” como edad o género; y cognitiva, personalidad y pensamientos de los empleados.

No es cumplir cuotas de género o edad, sino potencializar los talentos de las personas. “La diversidad está en todas las organizaciones, el tema es cómo se echa a andar para tener mejores resultados”.

El segundo es trabajar en el compromiso de las personas, ¿por qué hacen lo que hacen? Se trata de generar engagement emocional, y para ello, hay que definir el propósito del negocio, alinear los valores de la empresa y personas, y enfatizar por qué son importantes.

El liderazgo es el tercer punto que consiste en desarrollar las habilidades de los líderes. Antes, los líderes debían tener respuestas a todo y encargarse de los cambios, pero ahora deben ser más integrados a un equipo, retar continuamente al cambio y sobre todo, ser muy abiertos para desarrollar ideas con los colaboradores.

Por último, está la dinámica de equipo en la empresa. Una persona difícilmente será la que innove la empresa, es necesario un equipo empoderado, que desarrolle creatividad y aprenda constantemente.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario