Liderazgo humanista, ¿Qué es y cómo ponerlo en práctica?

Foto: Especial

Las personas son lo más importante de la empresa, sin ellos la compañía no existiría; sin embargo, sabiendo lo anterior aún existen líderes que no ponen a las personas en el centro de la compañía, lo cual debilita la cultura de la organización, por ello se requiere formar lideres humanistas.

Pero ¿qué es un liderazgo humanista? Este tipo de liderazgo tiene el objetivo de transformar la realidad y construir una sociedad más consiente. Pone a la persona en el centro, sabiendo que es lo más importante, porque sin las personas no puede haber negocio.

“El liderazgo humanista busca promover una satisfacción intrínseca en la persona, para que florezca y cree un bienestar común, que se reparte ante la nueva modalidad del liderazgo y gestión, como inclusión, diversidad equidad y crear un nuevo tejido social, que no esté basado en el consumo y explotación, sino en generar una riqueza o abundancia”, destaca en entrevista Jaime Cervantes CEO de Liderality.

Cervantes detalla que si se capacita a los colaboradores y se les impulsa para que aprendan nuevas competencias se crea un espacio meritocrático, por lo tanto harán mejor su trabajo y tendrán una satisfacción personal.

Cervantes detalla que no se requiere una gran inversión, si se destina el 1% de las ventas del negocio la capacitación puede ser constante por tres años.

“Si inviertes el 1 o 1.5% en tu gente, el retorno sobre inversión en las relaciones humanos va a ser positivo, porque la gente se da cuenta que estas interesado en el bienestar

Cómo es un líder humanista

Para empezar, se requiere ser consciente de que ser líder es una elección, no una imposición. “Hay que hacer una inmersión en el ‘yo’, saber quién soy, a qué vengo, qué le voy a dejar al mundo y cuál es mi propósito, sobre todo qué beneficio le voy a dejar en los demás”.

El líder humanista se destaca por siete actitudes: conciencia, servicial, asertivo, social, responsable, visionario y virtuoso. “Antes se basaba todo el comportamiento del líder en competencia y ahora es en actitudes”.

Cervantes precisa que el líder requiere humildad, pues durante la formación se presentan vulnerabilidades (ya sea que provengan de niñez o adolescencia) que pueden convertir al directivo en autoritario. En estos casos la humildad permitirá que el directivo detecte estas actitudes que pueden impactar negativamente en las personas que colaboran en la empresa.

El también CEO de Vitalmex destaca que son nuestros propios miedos los que hacen que tenga conductas como: hostigamiento, discriminación, desigualdades, autoritarismo, daño moral incluso que se genere el bornaut.

“Estas condiciones muchas veces son provocadas por el estilo del liderazgo que hemos aprendido, y por la presión de una necesidad de consumo basadas en carencias emocionales. Un liderazgo humanista va a intentar mitigar la deshumanización, por lo tanto se necesita que el líder se conozca bien”.

Cómo implementarlo en las mipymes

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, la dinámica de tratar de hacer negocio no deja tiempo para que el líder se conozca y sepa quién es, por ello es importante hacer estrategias que permitan que la compañía crezca y el directivo conozca sus cualidades y defectos.

Cuando una pyme logra definir muy bien su filosofía y la aplica, la sostenibilidad puede llegar a ser una garantía, pero se requiere que el líder este abierto a dejarse ayuda y cree un consejo consultivo.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario