Jeff Bezos deja Amazon: conoce sus lecciones en liderazgo y management

"No tengan miedo de los competidores, tengan miedo de los clientes, son ellos de los que recibirán algo". Foto: Especial

Después de 27 al frente de Amazon, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, se despide de la compañía que fundó y emprende una nueva etapa de su carrera.

El empresario creó un gigante del e-commerce a partir de una librería en línea y que ahora es una de las empresas más poderosas del planeta.

A los 57 años, el hombre de negocios dejó el pasado lunes su cargo de director general a Andy Jassy para dedicarse a otros proyectos, comenzando por un viaje al espacio el 20 de julio, pero seguirá manteniendo un rol clave en la empresa que fundó y se mantendrá como presidente ejecutivo de su consejo de administración.

Se trate de venta de libros, de informática o de entregas a domicilio, "Bezos es un líder que promueve el cambio", afirma Darrell West, del centro de innovación tecnológica de Brookings Institution.

"Ha impulsado numerosos servicios que la gente tiene ya incorporados, como hacer compras en línea, pedir cualquier cosa y que se la entreguen al día siguiente", destaca.

Lanzada desde el garaje de Bezos, Amazon tiene hoy un valor de más de 1.7 billones de dólares en Bolsa y sus ingresos fueron de 386,000 millones en 2020. Es un grupo tentacular, que va del comercio en línea a la informática en la nube, pasando por la inteligencia artificial y la producción de películas.

El instinto de Bezos

Bezos "tiene el instinto para dar con aquello que va a funcionar", estima Roger Kay, analista de Endpoint Technologies Associates.

La empresa ha superado a sus rivales al decidir durante los primeros años "reinvertir todas las ganancias en su crecimiento", recuerda Kay. Una estrategia que puede haber dejado perplejos a los inversores pero que ahora "parece completamente lógica", destaca.

Para Bob O"Donnell de Technalysis Research, Bezos "no fue el primero o el único" en la ola del comercio en línea "pero lo comprendió y ha trabajado para mejorarlo".

El jefe de Amazon principalmente ha "comprendido la necesidad de construir las infraestructuras", con su vasta red de camiones, depósitos o aviones, destaca O"Donnell. "Muchas otras empresas no se dedicaron a invertir dinero en ese trabajo ingrato tras bastidores".

También hizo suya la suerte de su empresa: incluso tras haber cedido a su exesposa una parte de sus acciones en Amazon tras su divorcio, Bezos tiene actualmente 200,000 millones de dólares, según la revista Forbes.

Deja la gestión diaria de su empresa para pasar más tiempo dedicado a sus otros proyectos, como la sociedad Blue Origin, que hará su primer vuelo de turismo espacial el 20 de julio con Bezos a bordo. El hombre de negocios también es dueño del diario Washington Post y ha dicho que quiere dedicar tiempo y dinero a la lucha contra el cambio climático.

Las lecciones

El conformismo es un enemigo del éxito

En una carta escrita por Bezos en 2018 y dirigida a sus accionistas, el empresario escribió que el conformismo es el enemigo del éxito, debido a que las expectativas de los clientes siempre cambian y aumentan, pues es la naturaleza del ser humano.

“La gente tiene un apetito voraz por mejorar, y lo que ayer era ‘wow’ hoy se convierte rápidamente en lo ordinario. No puedes dormirte en los laureles. Los clientes no lo harán”.

Cultura empresarial con altos estándares

Cubrir las expectativas de los clientes no es sencillo y siempre hay que estar un paso delante de lo que los clientes esperan; sim embargo, no existe una formula. Lo que funciona es apostar por una cultura empresarial basada en altos estándares, donde todos los miembros de la organización se sientan a gusto y colaboren en conjunto para satisfacer las altas demandas del cliente.

“Los altos estándares son contagiosos, trae a una nueva persona a un equipo de alto nivel y se adaptará rápidamente. Lo opuesto también se da, y prevalecen bajos estándares, estos también se extenderán velozmente”.

Las cosas hechas bien llevan tiempo

Se ha dicho que la practica hace al maestro, es verdad, pero la practica puede llevar mucho tiempo, meses, incluso años, no un par de días. Hay que estar consientes de esto porque “las creencias poco realistas matan a los estándares altos”.

Por ello se requiere poner objeticos y plazos realistas y desde el principio interiorizar que los logros llevan tiempo.

No le tengas miedo a los competidores

Sin duda Amazon tiene competencia, pero ¿cómo los enfrenta? Simple, se centra en lo que realmente importa, en los clientes.

En una ocasión el empresario le dijo a su equipo de trabajo: “No tengan miedo de los competidores, ellos nunca nos enviarán dinero; tengan miedo de los clientes, son ellos de los que recibirán algo”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario