Innovación, primordial para subsistencia empresarial

Para 83% de las empresas mexicanas la innovación es prioridad. Foto: Especial

Toda empresa, sin importar a que se dedique o su modelo de negocios, debe innovar para mantenerse vigente y perdurar por muchos años; sin embargo, esta concepción no era tan prioritaria antes de la pandemia, pues no se concretizaba tanto su importancia a menos que se hablaran de herramientas tecnológicas, pero es a partir de la crisis que se ha observado que quien no innova, se muere.

Para Argenis Bauza, Socio Líder de Asesoría en Transformación Digital de KPMG en México, la innovación ya no es un tema opcional, es indispensable para ls empresas y muestra de ello es que un 83% de las empresas mexicanas y 78% en Centroamérica, consideran a la innovación como la prioridad más alta en su estrategia durante la era postcovid, de acuerdo con la encuesta Panorama de la Innovación en México y Centroamérica.

“Para que la innovación represente una capacidad diferencial y una ventaja competitiva, resulta útil analizar y aprender de otras organizaciones que han innovado exitosamente y no cometer errores o replicar acciones que pudieran representar un retroceso”, indica.

Las estrategias

Bauza menciona que de acuerdo con el estudio Benchmark Innovation Impact 2020 realizado por Innovation Leaders y KPMG, los líderes se están enfocando en cuatro estrategias, las cuales les permiten tener mayor éxito:

  1. Creación de la estrategia correcta: la estrategia debe considerar tanto la innovación incremental (mejoras en la operación actual), como la adyacente (nuevos productos y servicios) y la transformacional (innovación disruptiva y nuevos modelos de negocio). Se debe contar con un portafolio balanceado que impacte en resultados, sin olvidar los cambios transformacionales a largo plazo.
  2. Recursos y fondos para la innovación: los proyectos de innovación aún siguen siendo pequeños, de acuerdo con el estudio Benchmark Innovation Impact 2020, 43% de los programas relacionados con innovación cuentan con diez personas o menos. Además, generalmente, los equipos de innovación comienzan con recursos limitados. Por otro lado, para tener éxito, los esfuerzos por innovar no deben ser aislados, sino involucrar, desde su comienzo, a diversas unidades de negocio.
  3. Romper las barreras de la innovación: la cultura organizacional debe gestionarse de manera que la innovación sea aceptada y no rechazada. Esto incluye transitar hacia un ambiente en el cual se realizan pruebas de manera ágil y económica, lo cual permite actuar con base en el propio análisis y por señales del exterior.
  4. Lograr impacto y medir el éxito: aunque el reconocimiento es la forma típica de incentivar a quienes participan en iniciativas de innovación, algunas empresas líderes están ayudando a su gente a liberar el tiempo y contar con fondos para este tipo de proyectos. En este sentido, es importante medir y comunicar los resultados de dichas iniciativas.

"La innovación empresarial es una capacidad que requiere una adecuada planeación y ejecución. Esto permitirá que permee en la cultura corporativa, brindando los resultados de negocio deseados: una empresa cada vez mejor preparada para enfrentar los retos futuros, aún inciertos. Sin duda, en un entorno cada vez más retador y cambiante, innovar es un imperativo para la supervivencia de toda empresa”, finaliza Bauza.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario