Impulso al ecosistema emprendedor desde la perspectiva universitaria

Ángelo Gordillo, director de la Incubadora de Negocios de la Universidad Anáhuac Norte. Foto: Cortesía

En los últimos años el emprendimiento y la innovación han surgido como una alternativa de alto interés para personas, instituciones y gobiernos a través de la cual poder combatir la disminución de empleos que afecta a las economías de todo el mundo, particularmente a los jóvenes que se están incorporando al mercado laboral.

En México, la creación del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) el año 2013 es un claro ejemplo de la importancia de este tema desde la perspectiva de las políticas públicas, donde considerables recursos del estado están siendo destinados a promover la creación de nuevas fuentes de empleo basadas en la innovación y el espíritu empresarial.

En este contexto, es clave analizar el rol del ecosistema emprendedor local en la formación y éxito de estos nuevos modelos de desarrollo, basados en la creatividad e iniciativa de personas con distinta formación educativa y experiencias laborales.

Este ecosistema tradicionalmente lo vemos compuesto por actores públicos como el Inadem, fundaciones y asociaciones civiles que promueven la creación de empresas y el desarrollo sustentable, fondos privados de inversión de riesgo y finalmente las universidades públicas y privadas que investigan y enseñan diversas metodologías para lanzar nuevas ideas al mercado.

En este punto, es importante señalar que las diversas metodologías existentes al ser la mayoría de ellas provenientes del extranjero, deben ser probadas y experimentadas con cautela por nuestros emprendedores locales, debido a las naturales diferencias culturales y de contexto que existen entre nuestra realidad y la de otros países.

Producto de lo anterior, las Incubadoras de Negocios Universitarias, han desarrollado una robusta experiencia probando estas diversas metodologías con los diversos proyectos que reciben de sus alumnos de licenciatura y posgrado de todas las carreras, así como egresados o público general que aceptan, donde se privilegian las ideas originales, la actitud emprendedora de los equipos y el compromiso e interés con aportar al desarrollo sustentable de nuestra sociedad.

Por otra parte, en su trabajo cotidiano con los emprendedores, buscan conectarlos de manera de promover los equipos de trabajo de diversas disciplinas o áreas del conocimiento, a la vez que los impulsan de manera decidida a salir a probar sus ideas con potenciales clientes y socios comerciales, desde una etapa temprana en el proceso de incubación, utilizando sus extensas redes de egresados y aliados en el ecosistema emprendedor nacional e internacional.

En el caso particular de nuestra Universidad, esta experiencia la hemos desarrollado gracias a nuestro programa académico y especializado cuerpo docente, con amplia experiencia en creación de empresas y desarrollo de nuevos negocios, los cuales forman parte del Diploma en Entrepreneurship ofrecido por la Facultad de Economía y Negocios desde hace 15 años, siendo pioneros en esta materia en México.

El autor es Maestro en Administración de Empresas y director de la Incubadora de Negocios Anáhuac

La Incubadora de Negocios de la Universidad Anáhuac Norte, El Empresario, sección de Pymes, y Emprendedores, de El Economista, presentan este ejercicio académico y editorial. El tema general es el desarrollo de nuevos negocios, que se desglosará en 10 subtemas que serán publicados cada 15 días entre el 1 de julio y el 4 de noviembre.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ángelo Gordillo / Universidad Anáhuac Norte