Implementa think tank y sé una empresa innovadora

Foto: Shutterstock

Actualmente, las empresas están haciendo uso de los think tank por todos los beneficios que aportan, como tener un mejor crecimiento, mayor productividad e innovación.

Para tener mejores estrategias en la empresa y ser completamente innovadora, se requiere de la generación de ideas que provengan de expertos y colaboradores de la organización, algo que se puede lograr con un think tank, laboratorio o fábrica de ideas que cada vez cobra más fuerza en México.

Creado en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, para elaborar estrategias bélicas de los gobiernos durante la lucha, los think tank han pasado de estudiar políticas públicas en el ámbito de relaciones internacionales y/o defensa, a ser partícipes de áreas como educación, sostenibilidad, economía y en las empresas.

En entrevista con El Economista, Blanca Campos, jefa de Gestión Técnica de Ibero Consultores Estratégicos de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México, explicó que actualmente, las empresas están haciendo uso de los think tank por todos los beneficios que aportan, como tener un mejor crecimiento, mayor productividad e innovación.

“Se trata de un grupo de expertos en un tema en particular, que van proporcionando información y asesoramiento para desarrollar propuestas en beneficio de las empresas o de la sociedad. El reto está en analizar qué aspectos van a evolucionar o repercutir en el entorno y contribuir a que los asuntos, ya sean sociales o de negocios, vayan mejorando y se gestionen de una mejor forma, pensando en la mejora de la situación actual”, dijo.

El modelo es muy popular en Europa, mientras que en México apenas está cobrando fuerza, incluso; empresas dedicadas a las actividades de think tank están teniendo un importante papel ya que se cuenta con el registro de 86 laboratorios como México Evalúa, el Centro de Investigación para el Desarrollo AC, Fundar, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental y el Centro de Investigación y Docencia Económica.

“En México apenas están entrando y se está posicionando favorablemente”.

Para todos

La especialista indicó que si bien no todos conocen qué es un think tank, cualquier sector puede implementarlo para potenciar su negocio porque “permite la reflexión de las propuestas desarrolladas. El tema es que al no ser tan conocido, puede generar incertidumbre”.

Por ejemplo, se utiliza mucho para programas de investigación orientados a la política, en el uso de redes sociales, para la toma de decisiones en las empresas, entre otros.

“Es importante que las empresas lo consideren porque ahorita estamos hablando que viene muy fuerte la Industria 4.0, así que es necesario para tener éxito en las estrategias que se desarrollen exitosamente. Además, permite ver aspectos que en un comienzo no se habían percibido. Es una metodología de trabajo que sirve para analizar, ajustar o generar nuevas estrategias”.

Cómo implementarlo

Para incorporar los think tank hay dos opciones: tener un departamento dentro de la organización o buscar empresas externas especializadas en ello, todo dependerá de lo que la compañía busque.

En algunos casos, las empresas tienen su área de innovación donde los colaboradores comparten su visión y talento para desarrollar diversas estrategias, mientras que otros prefieren externos que de forma neutral, vean el ambiente interno, necesidades, carencias o áreas de oportunidad.

Campos indicó que en cuestión de costos, éstos dependerán de las necesidades de cada empresa, lo que se desee investigar. La idea que se debe eliminar es que no es un gasto, sino estrategias que tendrán un retorno de inversión.

“Lo harán las empresas que quieran hacer innovación. Este tipo de estrategias son necesarias para sobrevivir en el campo que se desarrollen”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario