Con Hope Truck, restaurante Toks buscan reinsertar a jóvenes

Foto: Especial

Los food trucks se han convertido en una tendencia de consumo, pero no son sólo carritos de alimentos, Restaurantes Toks los ha convertido en un medio para reinsertar a jóvenes que hayan estado en conflicto con la ley o que se encuentren en situación de riesgo.

Con el proyecto Hope Truck, la empresa en colaboración con los gobiernos estatales de Chiapas y Baja California, asociaciones de sociedad civil e instituciones educativas se busca ayudar a 120 jóvenes que han caído en adicciones o cometido algún delito (robo).

Serán 60 personas por estado, de entre 18 y 29 años, siendo la primera entidad Tuxtla Gutiérrez, Chiapas en abril de este año y posteriormente Baja California.

“Hay estudios que indican que de cada 100 jóvenes que pasan por un tema de control de adicciones, 97 reinciden después de un año, es decir el éxito es de 100%. Con este proyecto deseamos pasar del 3% de éxito al 50 por ciento”, precisó Gustavo Pérez Berlanga, director de responsabilidad social de Toks.

El Food Truck, que se ubicará en universidades y centros comerciales, brindará capacitación gastronómica de tres meses y otros tres de ejecución, después de ese periodo el departamento de Recursos Humanos de Toks les realizará una evaluación para emplearlos en diferentes empresas aliadas.

La capacitación, que se centra en preparación de alimentos, servicio y atención al cliente, corre a cargo del Instituto de Capacitación y Vinculación Tecnológica del estado de Chiapas (ICATECH) y el Culinary Art School en Tijuana, Baja California.

“Son jóvenes que en su mayoría son primodelincuentes, que cometieron un delito menor bajo el influjo de alguna droga o alcohol. Jóvenes que son fácilmente influenciados por pandillas, que no van a la escuela o tienen violencia intrafamiliar”, refirió Luis Rodolfo Ramírez, director general de ICATECH.

Los jóvenes que participarán en el proyecto serán seleccionados a partir de una evaluación y recibirán acompañamiento psicoemocional y capacitaciones en diferentes talleres, de acuerdo con sus intereses y habilidades personales. También contarán con seguridad social y 150 pesos para transporte, una vez que desarrollen la actividad a bordo del food truck tendrán un ingreso económico proporcional a las ventas y propinas.

Pérez Berlanga también detalló que el proyecto cuenta con una inversión de siete millones de pesos, que fueron otorgados por todos los sectores involucrados. “El primer millón ya se ejerció y 600,000 fueron proporcionados por secretaria de gobernación y el gobierno de estatal”.

Agregó que de acuerdo con un proyecto que tiene la empresa en la Ciudad de México se previenen 1,095 asaltos al año por joven, esto porque se cometen en promedio tres asaltos al día por persona.

“Al reinsertar a 60 jóvenes en una ciudad y 60 en otra puede ser extremadamente benéfico para la sociedad. Pensemos, si un joven adicto, que por situaciones diversas cayó en manos de la delincuencia, se incorpora a este programa, es un joven que tiene oportunidades”, finalizó

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario