Fusión, la alternativa de empresas mexicanas para ampliar su mercado

El 52% de las compañías dicen tener motivación de adquirir un nuevo negocio. Foto: Especial

Las empresas han tenido que adaptarse durante la pandemia y ahora apuestan por nuevos modelos de negocios, entre los que destacan la fusión y adquisición de nuevas empresas, así lo revela un estudio realizado por KPMG.

De acuerdo a la consultoría, 56% de las organizaciones consideran factible participar en un proceso de fusión o adquisición, mientras que el 52% dicen tener motivación de adquirir un nuevo negocio.

El estudio Fusiones y Adquisiciones en la nueva realidad destaca los principales objetivos de una fusión son: la expansión de la empresa hacia negocios más rentables dentro del mismo mercado objetivo para cerrar brechas potenciales. Así como buscar sinergias o economías de escala para ser más competitivos en el mercado.

A estas se suma el incrementar la participación de mercado y comprar en un nicho de mercado con gran potencial en el futuro.

En este sentido, las organizaciones grandes que han implementado medidas para mitigar los efectos negativos de la pandemia, o que por su giro de negocio se han visto favorecidas, se encuentran en búsqueda de empresas o proyectos para continuar fortaleciéndose en el mercado.

Asimismo, los fondos de inversión, cautelosos en el periodo crítico de la pandemia, actualmente muestran gran apetito para poner a trabajar recursos en proyectos o empresas rentables, con amplias expectativas de crecimiento en los siguientes años.

“La recuperación y el crecimiento económico crearán sinergias de dinamismo en el mercado de fusiones y adquisiciones, ya que las empresas se fortalecerán entre ellas”, asegura Gerardo Rojas, socio líder de Asesoría de KPMG en México y Centroamérica.

Cuál es la intención de vender acciones

En tanto, las empresas que tienen intenciones de vender se centran en la búsqueda de sinergias que fortalezcan la posición de la empresa en el mercado mediante asociaciones con jugadores estratégicos (42%), la desinversión en negocios no rentables (42%) y la posible entrada de un socio financiero para crecer (16%).

Según la consultoría, cinco de cada diez empresas potencialmente compradoras tienen como objetivo que el resultado de un proceso de compraventa les genere valor.

La generación de valor se puede dar de muchas maneras; por ejemplo, 53% señala que una de ellas representa sacrificar un porcentaje de la participación accionaria a cambio de una expectativa de crecimiento del negocio, obteniendo los recursos de un tercero con capacidades financieras, estratégicas, operativas y comerciales.

Al respecto, Ignacio García de Presno, socio líder de Deal Advisory & Strategy de KPMG en México, precisa que “encontrar un socio estratégico adecuado es clave en la generación de valor, para que no represente un sacrificio de participación accionaria”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario