¿Fiesta o regalo? Qué brindarle a los colaboradores

Con la pandemia las organizaciones valoraron más el salario emocional y buscan para fin de año motivar al talento.Foto: Especial

Los regalos físicos ya no son prioridad para los colaboradores, ahora buscan viajar, aprender y tener otro tipo de experiencias

Laura ha trabajado en una empresa de contabilidad por seis años y cada fin de año la organización prepara fiesta y da presentes, como canastas de alimentos, agendas o electrodomésticos. Además, rifan muebles; sin embargo, en 2020 la dinámica cambió por la pandemia del Covid-19, dejándola sin celebración y en lugar de artículos obtuvo experiencias para disfrutar en casa.

Como en la empresa de Laura, millones de organizaciones transformaron la forma de celebrar a sus colaboradores, cambiando las fiestas físicas por encuentros virtuales y los regalos clásicos, por otro tipo de detalles como comidas, actividades en casa, entre otros. El objetivo ahora es dar más experiencias que artículos.

“Con la pandemia muchas organizaciones valoraron más el salario emocional, por lo que para fin de año, buscaron motivar a los empleados con actividades de relajación, gastronomía o para compartir en familia”, explicó en entrevista con El Economista, Ana Fernández Orozco, directora comercial de Bigbox, empresa de regalos de experiencias.

Muestra de que los empleados ya no quieren los clásicos festejos es que 80% ya no se siente encantado por una fiesta, sino prefiere algo que les llene más, reveló una encuesta realizada por Up Sí Vale.

En el caso de Laura, el año pasado, los directivos realizaron una encuesta a los empleados y preguntaron qué querían para fin de año, siendo cosas como pases a lugares e incluso monederos electrónicos lo preferido. Este último es de los favoritos, ya que de acuerdo con Up Sí Vale, ocho de cada 10 lo quieren para hacer sus compras.

Al final, Laura tuvo una convivencia en línea, un regalo de la compañía, un monedero electrónico y una experiencia, una clase de cocina en casa con el envío de todos los ingredientes y accesorios.

En este sentido, Fernández señaló que las empresas están volteando a ver más el concepto de experiencias, hacer diferentes actividades; que ayuden a la relajación, e incluso sean educativas. Ejemplo de ello es que en su empresa, el mercado corporativo representaba el 30% de las ventas en 2019, cifra que para 2020, se incrementó a 70 por ciento.

De esta manera se ayuda a la reactivación de los diferentes sectores, pues la plataforma colabora con restaurantes, centros turísticos, hoteles, spas, centros educativos, entre otros, que también sufrieron por la pandemia.

Regalos de bienestar

Por la pandemia, 63% de la fuerza laboral en México, ha padecido estrés laboral en todos estos meses, de los cuales 23% lo ha sufrido permanentemente desde el primer día y 47% de forma ocasional, revela el estudio Estrés laboral en México de la Asociación de Internet MX.

Esta situación, también influyó en que las empresas buscaran otras formas de compensar a los empleados, siendo las actividades en línea las preferidas para ayudarles a desconectarse del trabajo y mantenerlos seguros en casa.

“Aquí hay de todo, como volar en globo en Teotihuacán, algo muy popular en México, escapada de fin de semana a hoteles en San Miguel de Allende o Cancún, o manejar un Ferrari por un día”, dijo Fernández.

Añadió que este tipo de soluciones también representan un ahorro para las empresas ya que pueden elegir dar a los colaboradores desde desayunos para dos personas con envío a casa por solo 350 pesos, practicar deportes extremos como salto en paracaídas o de bungee por 2,500 pesos, hasta regalos más costosos que pueden alcanzar los 7,000 como estadías en hoteles de lujo.Incluso, se pueden dar cursos de fotografía, cocina o idiomas, algo en lo que las personas han invertido mucho estos dos años.

Otra ventaja, indicó Fernández, es que el proceso se hace en línea, no se requieren procesos logísticos para hacer las entregas y el colaborador puede decir qué opción tomar de un catálogo que la empresa habilita. También puede tomar actividades para hacer con los niños.

No solo se regala en fin de año

Si bien las experiencias tienen su mayor auge en fin de año, para Fernández es prioridad que las empresas tengan esta práctica siempre, ya sea enviando un detalle para fechas especiales como cumpleaños, Día de la Madre, el Padre, aniversarios, entre otros eventos. Así se reforzará el lazo con los empleados.

Por ejemplo, en pandemia Bigbox evolucionó para enviar detalles a los empleados en cualquier época del año. Esto les ha permitido vender más de 500,000 experiencias en el año, beneficiando en gran medida a pequeños negocios aliados a la plataforma. La expectativa de crecimiento para este fin de 2021 es mayor a 800,000 experiencias.

“De esta manera, los colaboradores o incluso clientes o proveedores, asociarán el momento vivido a la empresa que se los regaló”, finalizó Fernández.

regalos-volaboradores-fin-a-o

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario