Con estrés laboral, 63% de empleados en últimos 24 meses

Las empresas son de las principales responsables de esta situación. Foto: Especial

Un total de 63% de trabajadores mexicanos, afirmaron que en los últimos 24 meses han vivido con estrés laboral, siendo las mujeres las que más lo padecen con 65%, revela el estudio “Estrés laboral en México”, elaborado por la Asociación de Internet MX (AIMX) y OCCMundial.

“Tras año y medio de pandemia, las empresas han adoptado nuevos esquemas laborales, lo que ha incrementado el estrés en colaboradores y superiores. Según la OMS, México es el país con mayor estrés laboral y un estudio de la Organización Internacional del Trabajo revela que 41% de las personas que trabaja en casa se sienten estresadas. Por ello decidimos hacer este estudio con una muestra relevante”, explicó Sergio Porragas, Vicepresidente de Capital Humano de la AIMX y Director de Operaciones de OCCMundial.

De las personas que han sentido estrés, un 23% lo ha sufrido todo el tiempo por semanas e incluso meses, 47% de forma ocasional y 30% pocas veces. En este sentido, un 77% afirma que su estrés es agudo apareciendo y desapareciendo con rapidez por procesos nuevos.

Otro de los resultados observados es que las mujeres son las más afectadas por esta situación, especialmente las que tienen entre 30 y 49 años (70%) y quienes tienen posgrado con 73 por ciento. Parte de esto tiene que ver con las responsabilidad que tienen en casa, donde además de trabajar, se dedican a las taras del hogar, cuidado de los hijos o familiares, y falta de apoyo por la pareja.

Empresas, responsables de estrés

Al abordar las causas que provocan el estrés en los empleados, se encontró que la forma de trabajo que las empresas implementan con sus colaboradores es de los principales factores.

Muestra de ello es que la falta de control (sobre métodos y ritmo de trabajo, horario y entorno laboral) es la principal causa del estrés con 46%; seguido del exceso o escasez de trabajo con 46%; liderazgo inadecuado con 41%; jornadas de trabajo muy largas y fuera de lo establecido con 35% y horarios de trabajo estrictos o inflexibles con 30 por ciento.

Asimismo, se enlista la mala organización y supervisión inadecuada de superiores con 29%, y una mala comunicación con 29 por ciento. También se ubica a las mayores exigencias de desempeño con 33% y no respetar las horas de trabajo con 30 por ciento. El no poder equilibrar la vida personal y laboral es otra cosa con 26 por ciento.

Otras causas un tanto externas, es el miedo a perder el empleo con 50%, de contagiarse al acudir a la oficina con 42%, la necesidad de obtener ingresos extra con 34 por ciento.

Sobre el incremento de horas en su jornada laboral, 55% dijo que es porque su jefe lo busca para hacer solicitudes, 39% debido a que ha aumentado la carga de trabajo en casa, 32% por no terminar sus tareas y continúan fuera de horario, 30% lo buscan sus compañeros de trabajo y a 22% sus clientes y proveedores.

Los daños

El sufrir estrés no es un tema que se debe tomar a la ligera, porque si no se revierte ni se trabaja por evitarlo, pueden surgir problemas de salud graves tanto físicos (53%) como mentales (54%).

Del lado de los daños físicos entonáramos dolores de cabeza con 73%, cansancio constante y prolongado con 55%, malestar estomacal como gastritis o colitis con 44%, tensión o dolores musculares 42%, cambios de peso con 22% y problemas la piel con 19 por ciento.

A nivel emocional, está la angustia e irritabilidad con 65%, ansiedad con 63%, falta de motivación con 51%, insomnio con 48%, falta de concentración con 40% y depresión con 30 por ciento.

Cambios en la empresa

Ante este panorama, generado en mayor parte por la actividad de las empresas, es importante que la misma cambie sus protocolos de trabajo y diseñe programas de prevención y bienestar de los colabores, algo que desafortunadamente muchas aún no realizan.

Ejemplo de esto es que más de la mitad no realiza trabaja en reducir el estrés laboral, por lo que son los propios empleados los que buscan reducirlo a través de tres acciones:

  • Descanso con 53%
  • Actividades físicas con 48%
  • Actividades recreativas con 28%

Una forma para combatir esto es a través de la reforma a la Ley Federal del Trabajo para regularizar el trabajo remoto en México que fue implementada a partir de la pandemia. Al analizar si los empleados hacen valer los derechos de la reforma, especialmente la parte de la desconexión, solo 29% se atreve a ejercerlo si son organizados y cumplen; 28% tiene miedo a recibir represalias; 25% lo hace sin problema porque es su derecho y 14% se siente culpable o irresponsable, lo que refleja la cultura laboral de la organización.

Otra norma que se debe aplicar es la NOM 035, que busca identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial en las organizaciones para promover un entorno favorable y que aún cuatro de cada 10 empleados no saben nada al respecto.

Parte de las acciones que las empresas pueden ejecutar para revertir en su caso, revertir el estrés laboral, son:

  1. Crear horarios flexibles
  2. Medir desempeño por objetivos, no horas
  3. No saturar de trabajo solo por estar en casa
  4. Generar una sana comunicación e implementar diversos canales
  5. Monitorear si se presenta algún problema personal o en el trabajo del colaborador
  6. No solicitar cosas fuera del horario de trabajo o los fines de semana
  7. Promover la actividad física y mental
  8. Brindar apoyo en caso de ansiedad, depresión u otro conflicto. Si es posible, se puede ofrecer apoyo psicológico
  9. Promover buenos hábitos y alimentación saludable
  10. Hablar con ellos para conocer sus necesidades, inconformidades, ideas, entre otros. Cuando los empleados se sienten escuchados y valorados, su comápmiso aumenta y su bienestar mejora.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario