Las escuelas no enseñan a buscar trabajo

Foto: Cortesía

“En México, no nos enseñan a buscar trabajo”, asegura Ivonne Vargas, asesora de Recursos Humanos y autora del libro ¡Contrátame!, publicación que tiene como objetivo ser una guía práctica para las personas que están en busca de trabajo, o planean encontrar otro.

Y es que estos cambios de empleo suelen realizarse por dos grandes situaciones, la primera es por una mejora económica y la segunda, se debe a la búsqueda nuevas oportunidades de desarrollo.

Ivonne Vargas asevera que en nuestro país las escuelas deberían enseñar a buscar trabajo, si bien hay instituciones que hacen un esfuerzo al impartir materias de emprendedores o preparación de currículum vitae, no es generalizado. La forma más tradicional que se tiene de incluir al joven al mercado laboral a es a tráves de prácticas profesionales o servicio social, que no siempre es tan productivo como se espera.

—¿Cómo se debe presentar un candidato frente a un reclutador?

Los mexicanos que llegan en busca de un nuevo empleo son descartados, pero no por la falta de experiencia ni conocimiento, sino porque no saben vender sus competencias.

A través de ¡Contrátame!, los aspirantes se dan cuenta que tienen que poner atención a la manera en que se presentan: su currículum vitae, las redes sociales, la cultura empresarial, la experiencia. Todo esto se conjunta a la hora de buscar un empleo. También está la parte de la imagen laboral, que no solo es la forma de vestir, sino la manera en que se dirigen a los reclutadores durante una entrevista o la forma en que se realizan las negociaciones; cuestiones que llegan a ser básicas, pero que al final no se les da mucha importancia.

—¿Cuál es el chip de los nuevos empleados?
La competencia transversal debe estar presente en cada uno de los trabajadores, esto es, mantener tolerancia a los no, a la frustración, a la angustia. Ser transversales se amplía a lo largo de tu vida laborar.
La conformidad desaparece y se compensa una carrera lineal en una empresa con el autoempleo, por ejemplo.

Asimismo, el manejo de –mínimo– un segundo idioma es esencial; así no se conozca de lo que se trata el puesto laboral, el simple hecho de hablar más de una lengua, hace que la contratación sea casi segura. En el actual mercado laboral, las actitudes y aptitudes son los que más cuentan y te garantizan el éxito profesional.


—¿Qué sucede con generaciones como la de los Baby Boomers?
Las generaciones de empleados han cambiado mucho, sin embargo, contrario a lo que se piensa, los trabajadores mayores de 45 años siguen moviéndose muy bien, pero deben estar conscientes de que es necesario un cambio de estafeta. Este grupo continúa vendiéndose como millennial y ya no lo son. Ahora la experiencia es lo que vale resaltar.

El problema es que tras una vida de hacer exactamente lo mismo, no es fácil venderse nuevamente. Por esto, es importante que una nueva política laboral permita que la gente vaya explotando sus habilidades a lo largo de su carrera profesional, que tengan más posibilidades de aprender y formarse en diferentes áreas.

Los Baby Boomers, en una búsqueda de empleo, tienen que trabajar en cuatro áreas esenciales:

  1. Explotar su formación y hacer ver la experiencia que traen consigo (a diferencia de los más jóvenes);
  2. Resaltar que es un integrador de procesos;
  3. Que saben filtrar bien el mercado laboral; y
  4. No autodescartarse por factores como la edad.

Hay candidatos que se sienten decepcionados del mercado y se presentan a una entrevista con miedo, tristeza y falta de confianza. Esto, el peor error de cualquier trabajador.
Desgraciadamente, México es un mercado laboral discriminatorio.

—México, ¿en condiciones de cubrir necesidades del nuevo mercado laboral?
A nuestro país le llegará el momento de hacer un cambio importante en materia de empleo, y no solo de generar más vacantes, sino de crear oportunidades de desarrollo para la gente. Aún estamos lejos de esto.

contratame

Por lo tanto, es importante que el lector haga consciencia de lo que sucede. Las compañías mexicanas aún tienen muchos prejuicios y no están listas para una transformación. Nos enfrentamos a mercados que no están en condiciones de absorber a un empleado con nueva mentalidad.

Quizá si en las empresas transnacionales, pero en México más del 90% de los empleos son generados por pequeñas y medianas empresas, así que es difícil pensar en una evolución.

La situación actual es complicada y alternativas como emprender o ser freelance cada vez son más comunes, aunque Ivonne Vargas recomienda que deben profesionalizarse. “Estas dos grandes opciones son importantes para la economía y el mercado laboral mexicano… Hay que resaltar que emprender, no es cuestión de edad”, concluyó la también periodista.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López