Equilibra la edad de tu empresa

Foto: Cortesía

Las personas que continúan trabajando después de los 65 años cada vez son más a nivel global. Lo cual genera un nuevo reto: la integración correcta entre la generación “Y” y “Z” en el ecosistema laboral.

De acuerdo con un comunicado de Hays, consultora internacional en reclutamiento especializado, esta tendencia es aún más frecuente en países con niveles educativos más altos. Por ello, las empresas deben crear un balance adecuado entre los trabajadores de mayor edad y los que acaban de entrar al mundo laboral.

Una fuerza de trabajo de mayor edad y que al mismo tiempo retrasa la jubilación significa que ocupa durante más tiempo los empleos de alta cualificación. Los trabajadores de mayor edad se han convertido en bienes preciados para las empresas, especialmente en las áreas de especialización, ya que proporcionan una valiosa experiencia, señala el último número del Hays Journal.

Con el fin de mantener la ventaja competitiva se necesita asegurar que un país tenga una reserva de talento con las habilidades y experiencias necesarias para poder sustituir a la fuerza laboral de mayor edad cuando finalmente se retiren. De lo contrario, existirá un vacío de habilidades que llevarán muchos años y una enorme cantidad de inversión realizada. Por ello, Hays sugiere que la atención debe centrarse en el reclutamiento, desarrollo y la formación de personal de todos los niveles y de todas las edades.

En conclusión, la formación continua y el desarrollo de personas competentes -de todas las edades- es esencial para garantizar el éxito futuro de las empresas. Después de todo, las organizaciones deben asegurarse que su fuerza laboral siga evolucionando de acuerdo a las condiciones cambiantes del mercado. De esta manera, cuando alguien decida retirarse, habrá la disponibilidad de profesionales con experiencia para reemplazarlos adecuadamente.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Redacción