Empresas de nueva normalidad requieren líderes inclusivos

La diversidad e inclusión no es una moda, es una necesidad. Foto: Especial

Ser una empresa inclusiva es un tema que ha cobrado gran importancia recientemente, por la necesidad de tener equipos de colaboradores diferentes tanto en el exterior como el exterior.

Más que nunca, las empresas deben poner mayor atención en sus programas de inclusión y diversidad, pues los consumidores han cambiado, además que las nuevas generaciones buscan empresas que tengan un compromiso con la sociedad, que sean éticas, responsables y no discriminen por ninguna razón.

En este sentido, Hanoi Morillo, CEO de Fivvy, fintech nueva de creadores, científicos de datos, ingenieros, diseñadores y locos varios obsesionados con hacer la vida más fácil, así como inversionista de diversas empresas a nivel global, menciona que las empresas deben ser diversas desde la forma en que trabajan hasta cómo transmiten su imagen, publicidad y comunicación.

Por ejemplo, con los comerciales, hay que retratar a la población en general y no basarse en los estereotipos. Se deben incluir caras diversas que hablen de familia tradicional, no tradicional, hombres y mujeres de diferentes etnias y características físicas como color de piel, estatura, peso, entre otros.

“Es una oportunidad para las nuevas empresas de tener estos cambios desde cero. No cometas la estupidez de no representar la sociedad en la que vives. Hagamos de la diversidad e inclusividad algo del ADN de la startup”, expuso durante el AWS Startup Day LATAM con foco en emprendedoras latinoamericanas.

Necesario más líderes inclusivos

Morillo mencionó que para lograr el cambio y ser una empresa inclusiva, no solo hay contratar personas diferentes visiblemente, sino diferentes en pensamientos y perspectivas y para esto, se debe ser un líder inclusivo, pero ¿cómo convertirse en uno?

Detalló que lo primero es no asumir nada, romper con cualquier tipo de sesgos inconscientes, es decir, que si se conoce a un hombre, asumir que su pareja es mujer o que al conocer a una mujer, suponer que tiene hijos.

“Esas cosas son terribles y van en contra de la diversidad e inclusión, porque alguien que no tiene ese estilo de vida que tú asumes, se sentirá incomodo. Seamos curiosos, preguntemos y dejemos que nos cuenten”.

Asimismo, hay que crear confianza sociológica en los equipos, donde los empleados deben sentirse capaces de ser ellos mismos.

Finalmente, hay que tener presente que las palabras importan, por lo que hay que tener un adecuado manejo del lenguaje. No se trata de abordar el “todes”, sino de utilizar palabras estándar que no asuman algo y sobre todo, siempre preguntar a los demás, con base en el respeto.

“Hay que ser personas inclusivas. Si lo eres día a día, serás un líder inclusivo y tendrás startups inclusivas. Podrás tener la mejor ingeniería, todo el funding, un mega equipo de trabajo, pero si no eres diverso en la toma de decisiones, en el equipo y tu forma de pensar y actuar, te aseguro que el negocio no llegará todo lo lejos que puede llegar”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario