Desempeño de empleados en home office se reduce en últimas semanas

Aumentan los casos de estrés, depresión y ansiedad. Foto: Especial

A casi un año de que se implementó el home office de forma obligatoria por la pandemia del Covid-19, los efectos son cada vez más notorios siendo el estrés, depresión, ansiedad y síndrome de burnout los más frecuentes, que a su vez producen otros problemas como baja productividad.

De acuerdo con el termómetro laboral de la semana del 29 de enero al 4 de febrero, elaborado por OCCMundial, 40% de las empresas revela que sus colaboradores han reducido su desempeño en las últimas semanas, mientras que 28% considera que el ritmo sigue siendo el mismo y sólo un 23% lo considera alto.

Las razones de la reducción de desempleo no son desconocidas, siendo las más frecuentes el estrés por tantos meses en aislamiento, por la enfermedad, (pese a que ya está la vacuna del Covid-19), el tener familiares enfermos y la sobre carga de trabajo que conduce al síndrome de burnout.

Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, al menos 75% de los trabajadores sufría burnout antes de la pandemia, superando a países como China (73%) y Estados Unidos (59%). Esto se debe en gran medida a las horas de trabajo que tiene un mexicano, 2,148 horas al año, con una paga promedio de 21.6 dólares por hora, cifras más altas que la media registrada por la OCDE, que son 1,726 horas anuales trabajadas con 54.8 dólares por hora.

Pero durante la pandemia las horas de trabajo se han incrementado, además del estrés por la enfermedad. Desafortunadamente, aún no hay cifras oficiales que revelen cuánto ha ascendido el síndrome y otros padecimientos mentales.

Otros problemas que se han observado en estos meses es el aumento de sustancias nocivas como alcohol con 12%, así como drogas o tabaco 6.5%, revela el estudio “Impacto del COVID-19 en trabajadores mexicanos”, dirigido por la Coordinación de Psicología Organizacional de la Facultad de Psicología de la UNAM.

”Este es un llamado a las organizaciones para entender que en muchos casos la medida de implementación de home office no ha sido lo más eficiente, esperaríamos que después de tantos meses llevando esta práctica se implementaran mejoras”, afirmó Érika Villavicencio Ayub, coordinadora del área de psicología organizacional de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Mejorar salud emocional

Como empresa, una de las mayores prioridades que se deben tener es cuidar a los colaboradores y saber ayudar si se presenta alguna crisis, ¿cómo?

Lo primero es asegurarse de mantener una adecuada comunicación entre líderes y empleados. De esta forma se podrán atender rápidamente los problemas que puedan presentar, se conoce el estado de las personas y se genera un vínculo de confianza. Lo más importante es mantener la confidencialidad.

Asimismo hacer evaluaciones periódicas para conocer si hay estrés, los problemas que están enfrentando los empleados o si están desarrollando otro trastorno que incluso, requiera ayuda psicológica. En este sentido, los líderes deben tener un gran sentido de empatía, percepción y humanidad.

Por parte de las personas, la detección del problema puede ser más complicado.

“Si una persona tiene apatía, no le interesan las cosas que antes le gustaban, llora con frecuencia, tiene trastornos alimenticios o de sueño, se vuelven más irritables y enojados, y dura más de dos semanas, es posible tener depresión moderada” explica Adriana Ortiz, psicoanalista de la clínica de psicoterapia y psicoanálisis Polanco.

Consejos de bienestar

Para evitar en la mayor medida los problemas emocionales, es recomendable lo siguiente:

  • Hacer pausas de trabajo. Estar todo el día conectado o trabajando a altas horas de la noche no conduce al éxito ni mejora tu rendimiento.
  • Asigna un horario de actividades y apégate a él. Empieza y termina a la misma hora.
  • Haz otras actividades como ejercicio, meditación, yoga, juega o alguna otra actividad que te guste. Si tienes mascotas, dedica horas de juego a diario, ambos estarán felices.
  • Mantén una alimentación adecuada. Evita comer tantos alimentos procesados, comida rápida o carbohidratos. Asegúrate de tener comida sana en tu despensa, especialmente frutas y verduras.
  • Escucha música. Aunque puede parecer trillado o común, la música tiene un efecto favorable que te hace sentir bien, motivado, feliz y en paz.
  • Si te sientes superado por malas emociones o tienes mucho cansancio, y te es posible en tu trabajo, pide vacaciones. Aunque no sea el mejor momento para salir, estar desconectado te ayudará a recargar energía.
  • En caso de que no sientas ánimo de trabajar o hacer algo, te sientes atrapado, lloras, la desesperación te invade y no sabes cómo salir de ello, primero, hazlo saber a alguien cercano a ti, no te guardes nada porque solo agravarás tu problema. Si el problema es mayor, acércate con un especialista para recibir tratamiento.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario