Cuatro formas para lograr la equidad de género en las empresas

La equidad debe ser la base de la cultura organizacional. Foto: Especial

La equidad de género en los centros de debajo no es una cuestión de moda o un tema reciente, es una responsabilidad que se debe tener en todas las organizaciones sin importar el sector, pues esto permitirá que las mujeres tengan mayores oportunidades y se tengan mejores resultados, pero ¿cómo hacerlo?

En los últimos años, las empresas han trabajado en políticas para promover la inclusión y diversidad, desafortunadamente, muchas de estas acciones se dan durante el mes de marzo en el marco del día de la mujer, cuando es algo que se debe mantener todo el año. Debe ser la base de la cultura organizacional.

"El impulso a la equidad de género y la participación laboral de las mujeres no debería ser algo que se haga exclusivamente en el mes de marzo, sino parte de la agenda constante en las empresas”, declaró Carolina de Oliveira, Directora Adjunta de Cultura y Formación en Up Sí Vale. 

Desafortunadamente la participación laboral de la mujer en México está aún muy por debajo de la de los hombres, con una brecha del 32%, causando con esto impactos económicos importantes. Si las mujeres participaran a la misma tasa que los hombres, el ingreso per cápita en nuestro país sería de más del 22%, revelan cifras de la ONU México y el Banco Mundial.

Por ello, para que las empresas puedan tener una adecuada cultura de inclusión e igualdad, de Oliveira enlista cuatro acciones que a partir de su experiencia en Up Sí Vale, las empresas pueden adoptar.

Seguridad y libertad de expresión

A raíz de movimientos como el #MeToo, hoy no solo debe existir tolerancia cero contra el acoso sexual o laboral; es imprescindible que las empresas aseguren un canal adecuado de comunicación y denuncia que les permita detectar focos rojos a tiempo. 

Un ejemplo de estos canales es la “Línea Rosa” que Up Sí Vale imple,entó pata que las colaboradoras denuncien situaciones o comportamientos que les resulten incómodos o violen el código de ética de la empresa. Este buzón es administrado por una colaboradora de la dirección de personas quien da seguimiento puntual a cada caso en completa confidencialidad.

Lo más importante es garantizar confianza, seguridad y empatía.

Mujeres con voz y voto

No sólo se trata de tener una igual cantidad de hombres y mujeres trabajando para una empresa, sino que ellas estén propiamente representadas en todas las esferas de la empresa sobre todo en los comités ejecutivos donde se toman las decisiones de la empresa.

La visibilidad importa

Para muchas mujeres ver a otras mujeres en puestos de liderazgo, las motivan e inspiran, es por ello que se deben promover las historias de las líderes.

Una forma de hacerlo es dedicar una semana al tema, como lo hace Up Sí Vale, en donde se publican los perfiles de las colaboradores para reconocerlas y motivar a las demás a inspirarse.

Otra opción que se puede hacer en las empresas es crear programas de sponsorship en donde las mujeres líderes de alto cargos, colaboren de cerca con mujeres para apoyarlas, orientarlas y ayudarles en el desarrollo de su carrera profesional.

Borrar roles de género

Para lograr una deuda cultura de igualdad, se deben dejar del lado las creencias sobre los roles que debe tener cada mujer u hombre.

Una forma en que esto se demuestra es con las licencias de maternidad y paternidad, que en los últimos casos, deben extenderse más, ya que el tener hijos y su responsabilidad es un tema de ambos géneros.

“Por muy pequeñas que parezcan las acciones a favor de la equidad de género, éstas suman a mediano y largo plazo, además normalizan la integración de la mujer al ámbito laboral para hacer de este un ambiente equitativo. Se trata de cada día buscar acciones que borren los roles de género y den seguridad, visibilidad y voz a las mujeres” finaliza.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario