Cuáles son las diferencias entre el liderazgo en una empresa tradicional y una startup

A medida que la empresa crece se requiere otro tipo de liderazgo, uno que delegue y vigile. Foto: Shutterstock

Un pequeño negocio requiere un liderazgo enfocado en las ventas, mientras uno grande se dedica a gestionar recursos y ser más competitivo

Resiliencia, saber delegar y tener una comunicación efectiva son algunas de las cualidades que debe tener un buen líder, entonces ¿qué diferencia el tipo de liderazgo en una startup al de una empresa tradicional?

Para contestar la pregunta hay que ir poco más atrás, a la etapa de la empresa; si está iniciando o si está en la madurez, ello define el tipo de liderazgo.

Un pequeño negocio requiere un liderazgo enfocado en las ventas. “Termina siendo un estilo de mando más individualista, donde el líder es el hombre orquesta”, detalla en entrevista José Ramón Barreiro, director de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

A medida que la empresa crece se requiere otro tipo de liderazgo, uno que delegue, vigile y tenga enfoque más prácticos.

En esto coincide Luis Antonio Paredes, director del Centro de Investigación en Iniciativa Empresarial del Ipade Business School, quien dice que el trabajo de un director empresarial se enfoca en hacer una empresa rentable, controlar y gestionar recursos a fin de que esa compañía sea competitiva, mientras que el líder de la startup se enfoca en la creatividad y en validar las oportunidades para convertirlas en negocio.

“Una persona que dirige una empresa grande, su trabajo se mide en función de qué tan bien gestiona el recurso, mientras que el emprendedor está pensando en oportunidades de negocio”, destaca Jaime Martínez, director de Egade Business School del Tecnológico de Monterrey sede Ciudad de México.

Además, la estructura y política empresarial es diferente, en una empresa grande existen reglas definidas y eso hace que el estilo de liderazgo se alinee a la filosofía organizacional, mientras que en una startup no siempre están definidas y pueden depender de la personalidad del emprendedor o la necesidad del negocio.

Liderazgo

El liderazgo pensado en la gente y que se preocupe por los colaboradores puede darse en los dos tipos de empresas; sin embargo, en las empresas grandes la cercanía con los colaboradores se vuelve más complicada, pero existen recursos para generar una plataforma de desarrollo para el personal, destaca Barreiro.

En este sentido, Paredes señala que existen dos tipos de líderes, el que mueve a la gente por zanahorias y el que lo hace por arrastres. El primero es cuando se tienen recursos de motivación o premios y suele darse en las grandes, mientras que el segundo es característico de los emprendedores, pues al haber pocos recursos lo que busca resolver la empresa es la motivación para permanecer en la compañía.

“Los líderes que realmente quieran triunfar, ya sea en una empresa chica o grande, siempre van a ser los líderes que sean más humanos, que se preocupan por la persona y logran ese engagement con la gente, desde la preocupación genuina, más allá de la productividad, por su persona y su desarrollo integral”, refiere Barreiro.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario