¿Cómo las empresas pueden reducir la brecha de habilidades de los colaboradores?

Trabajar en ello hará crecer a la organización. Foto: Especial

Para ayudar en este proceso, la empresa debe trabajar en reeducar sobre habilidades digitales y potenciar las blandas.

El mundo laboral ha cambiado, ahora se basa en la tecnología, sobre todo desde el inicio de la pandemia que obligó a modificar la formas de realizar las actividades, creando modelos de trabajo remotos y obligando a implementar nuevos métodos, obligando a los empleados a reaprender y adaptarse en el menor tiempo posible, un desafío que se ha complicado para muchos de ellos. Para ayudar en este proceso, la empresa debe trabajar en reeducar sobre habilidades digitales y potenciar las blandas.

Para Flávia Roberta Freitas, Líder de Responsabilidad Social Corporativa para IBM Latinoamérica, el no enfocarse en la capacitación de habilidades de los empleados puede tener graves consecuencias, por ejemplo, disminución de la competitividad, persistentes disparidades socioeconómicas, reducción de la innovación y potencial no desarrollado de las personas.

“Una estrategia integral para abordar la brecha de habilidades es mejorar la alineación entre los sectores público, privado y sin ánimo de lucro. Con una mayor coordinación, estos sectores pueden cultivar mejor nuevas fuentes de talento Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, (STEM, por sus siglas en inglés), como las mujeres y otras poblaciones poco representadas, para que estén preparados para aprovechar las oportunidades, desarrollar sus carreras y contribuir a los negocios”, indicó.

Detalló que esta situación no es exclusiva de la pandemia, es un tema que ya se venía abordando, así como su necesidad de trabajarlo lo antes posible. De acuerdo con un estudio de IBM Institute for Business Value de septiembre de 2019, para los próximos tres años, puede que sea necesario reentrenar a 120 millones de trabajadores en las 12 economías más grandes del mundo para adaptarse a los nuevos tipos de empleos creados o modificados por la IA.

“Los avances requieren nuevos planes de estudio para los futuros trabajadores, y suponen un reentrenamiento para los empleados actuales (y en última instancia, una cultura del aprendizaje permanente). El informe sobre el Futuro del Trabajo 2020 del Foro Económico Mundial sobre las tendencias de la fuerza laboral en 26 economías encontró que en los próximos años pueden surgir 97 millones de nuevos roles que se adapten mejor a las nuevas divisiones del trabajo”.

Eso ha obligado a las personas a buscar mejores oportunidades, según otro estudio del IBM Institute for Business Value, que revela que a principios de 2021, uno de cada cuatro personas consideraron nuevas búsquedas de empleo y planeaban inscribirse en programas de capacitación, en su mayoría en línea y algunos sin costo.

Impulsar más talento

Freitas señaló que trabajando en este pilar, se puede impulsar más talento, sobre todo de personas que se encuentran en grupos sustancialmente subrepresentados en la nueva economía. Por ejemplo, Naciones Unidas encontró que las mujeres representan apenas 3% de los estudiantes en todo el mundo que toman clases sobre tecnologías de la información y la comunicación, 5% de matemáticas y cursos de estadística, y 8% cursos de ingeniería, manufactura y construcción.

Para comenzar a corregir esto, se requiere más trabajo, que comience
en las escuelas desde las etapas más tempranas y especialmente la secundaria.

“Estudios han demostrado que los objetivos de carrera cambian de manera drástica entre los 14 a 17 años aproximadamente, y es el momento más crítico para ganar el interés de los jóvenes en áreas STEM. Los estudiantes con competencias en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas también tienen más probabilidades de seguir carreras relacionadas con STEM, y a tener más éxito en la resolución de problemas durante situaciones desconocidas”.

Del lado laboral, las empresas deben proporcionar no sólo cursos en línea para adquirir nuevas habilidades, sino también recursos que mejoren la experiencia de búsqueda de empleo.

“Debe existir coordinación entre múltiples organizaciones para brindar oportunidades a las personas en búsqueda de trabajo para obtener credenciales, asistir a ferias de empleo, beneficiarse de mentores, realizar proyectos que les ayuden a construir su portafolio para roles específicos y adquirir una comprensión más amplia de las tendencias laborales locales”.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario