¿Cómo crear mujeres líderes en un ecosistema “masculino”?

Las organizaciones deben romper la brecha de género. Foto: Shutterstock

En la industria de energía, que era pensada para hombres, las mujeres están teniendo mayor presencia y obteniendo puestos de liderazgo.

La participación de las mujeres en las empresas no es un asunto de cuota, es comprender que ellas generan valor, diversidad, otra forma de afrontar los negocios y problemas y que se es mejor con más talento femenino, sobre todo en sectores que antes eran considerados “masculinos”, afirmó Enrique Alba, CEO de Iberdrola México.

En entrevista con El Economista, destacó que en la actualidad la tarea de las empresas debe enfocarse en eliminar barreras de género para que ellas puedan levantar las manos y adquieran puestos de mayor responsabilidad. Asimismo, hay que diseñar políticas familiares.

“Las empresas debemos ser un facilitador, ser sensibles para que especificidades como ser mamá no sea una barrera. Hay que tener políticas familiares y de movilidad para que no tengan barreras en su carrera profesional”, explicó.

Lo importante, destacó, es generar proyectos con un foco claro en la igualdad entre hombres y mujeres. Datos de Deloitte indican que en Latinoamérica sólo 16% de los cargos de dirección es ocupado por mujeres, lo que refleja un atraso en las políticas de diversidad e inclusión.

Crear una cultura

Alba indicó que para las empresas el dinero no debe ser su único interés, sino la ética, los valores, lucha contra el cambio climático, responsabilidad social y preocuparse por la gente que trabaja con ellos, impulsando el talento femenino, tal como lo hace Iberdrola, empresa con gran participación de mujeres, porque sabe que el talento no pertenece a un género.

Tener inclusión e impulso del talento, se logra creando una nueva cultura empresarial con igualdad y diversidad. En el caso de Iberdrola, se han desarrollado programas internos y externos enfocados en la igualdad de oportunidades.

Por ejemplo, realizan foros de empoderamiento para mujeres de la compañía, donde conocen casos de éxitos y reciben coaching de diversos especialistas. Esto permite aprender cómo crecer su carrera para llegar a puestos directivos.

Otra de sus políticas es conciliar la vida laboral con la personal, ofreciendo horarios flexibles, jornadas reducidas para mamás, tiempo para lactancia, cursos de seguridad específicos, entre otros.

Al reclutar talento, se publican perfiles sin orientación de género. Sólo validan la experiencia y habilidades de la persona.

“Todo este conjunto busca generar una cultura en la organización donde las mujeres tienen las mismas oportunidades y un trato que permite realizar su carrera”.

La compañía también realiza programas para comunidades como el de impulso STEAM para que jóvenes y especialmente mujeres estudien esas carreras a fin de que tengan acceso trabajos más remunerados y ayuden a sus comunidades.

En sus consejos de administración a nivel mundial, más de 40% de miembros son mujeres. En México son 20% y en área comercial, 30 por ciento. Desde el 2015, el talento femenino se ha incrementado cuatro veces.


CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario