Cinco pasos para implementar esquema híbrido de trabajo

Un 40% prefiere un modelo híbrido, unos días en casa y otros en oficina. Foto: Especial

Aunque a principios del 2020 los empleados se vieron obligados a mudar el trabajo a su casa de forma inmediata, al día de hoy, una gran parte se ha enamorado de esta forma de trabajo, por lo que desea que en la nueva normalidad, se mantenga un esquema remoto o híbrido, revela Sodexo Beneficios e Incentivos México.

Al menos, a nivel mundial, 40% de los colaboradores afirma que prefieren seguir con un modelo de trabajo completamente remoto, mientras que otros 40% opta por uno híbrido es decir, ir algunos días a la oficina y otros trabajar desde casa o cualquier lugar que les guste, de acuerdo con una encuesta realizada por Sodexo.

En México, de acuerdo con datos de OCCMundial, al menos seis de cada 10 empleados preferiría un modelo híbrido, pues ofrece múltiples beneficios como mayor disposición de tiempo, ahorro de dinero, tiempos y evitar traslados, comodidad, entre otros. Por ello, implementar este método se vuelve crucial para las empresas; sin embargo, el adoptarlo no es un proceso tan sencillo.

Si bien trabajo desde casa puede hacer pensar que se trata de una evolución que no implica mucha estrategia, la realidad es que no es así. Se requiere un plan minucioso sobre el proceso y adaptar la empresa a lo que los empleados están viviendo, tanto los que estañan en remoto como los que van a oficinas, pero ¿cómo?

Para ayudar a esta evolución, Sodexo enlista cinco pasos para lograrlo exitosamente.

Cultura positiva

En cada organización habrá diferentes opiniones de los empleados, es decir, a algunos les gusta trabajar a través de home office y otros prefieren asistir a la oficina.

Los equipos de recursos humanos deberán evaluar cómo elegir la opción que más se adecue a las necesidades de su plantilla laboral con el objetivo de tener personas más felices y productivas.

Medidas sanitarias

Para las organizaciones que decidan retornar a las oficinas, la prioridad deberá ser cuidar de la salud física y mental de sus colaboradores, por lo que uno de los principales retos es contar con las medidas sanitarias necesarias para asegurar que la gente que se encuentre en los espacios de trabajo esté segura y menos expuesta a virus y bacterias como las que causa Covid-19.

Rediseño de los espacios físicos

Cada empresa debe definir el método y rediseño de espacios que más funcione para su talento, el objetivo del trabajo híbrido es que solo una parte de todo el equipo asista de forma presencial y el resto continúe sus actividades a distancia.

Lo relevante en esta situación es que las oficinas estén adecuadas para la capacidad de colaboradores que estén en dichos espacios y que exista la distancia correcta entre cada uno.

Movilidad

Al tener definido qué parte de los empleados estará trabajando de modo presencial, es necesario tomar en cuenta que la forma en la que se traslada cada uno es diferente, por lo que la movilidad se vuelve complicada y lo más recomendable será monitorear de forma constante la salud de cada uno para evitar contagios.

Apoyos económicos

Para aquellos que continúen sus labores a través de home office, es necesario garantizar que cuenten con el equipo indispensable para desempeñar sus labores, así como apoyarlos con el pago de servicios que se utilizan para llevar a cabo sus actividades, como: la telecomunicación y la electricidad.

“Sin duda, el trabajo mixto es un gran reto para los empleadores, sin embargo, implementar sistemas y procesos que se adapten a los equipos de cada empresa, permitirá que los ajustes sean mínimos y la adaptación sea mucho más rápida”, indica Sodexo.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario