Cerrar brecha salarial, tarea de las Millennials

Jacqueline Franjou, fundadora del Women’s Forum for Economy and Society. Foto EE: Natalia Gaia

Una constante a lo largo de décadas de lucha por los derechos y el empoderamiento de la mujer es lograr la equidad entre los hombres y las mujeres, afirma Jacqueline Franjou, quien en más de una década ha impulsado esta discusión, desde un enfoque integral e incluyente, a través del Foro de Mujeres para la Economía y la Sociedad (WFES por sus siglas en inglés)

El problema de las generaciones, de mi generación y de tu generación es la equidad entre hombres y mujeres”, sostiene en entrevista la influyente activista francesa, quien aún no habría nacido cuando la población femenina de ese país ya había ganado una de las tantas batallas que habría de librar: el derecho a votar.

Una de las características de la siguiente generación de mujeres, las Millenials, es su deseo de balancear la vida laboral con la personal, pero para lograr esto, Franjou ve indispensable para ello lograr un equilibrio económico.

El balance entre la vida laboral y la personal está en lograr el equilibrio económico”, indica. Una tarea en la que se ha avanzado poco en los últimos 10 años, apenas 4%, señala un informe del Foro Económico Mundial y, al ritmo que vamos, tardaremos 118 años en lograrlo.

Franjou es más optimista. Todo en ella, su voz, su mirada, sus movimientos, revela la paciencia de una mujer que opta por la conciliación ante que la confrontación. Una visión que permea en cada evento del WFES, porque como dicen las participantes: la equidad de género no debe forzarse, la puerta que se abra no debe implicar roces entre hombres y mujeres.

Por ello, la directora del WFES confía en que la siguiente generación de mujeres logrará acelerar el paso para cerrar la brecha salarial, y con ella la de género. Y ésa, subraya, será una de las decisiones más importantes que habrán de tomar.

Más que economía

Diversos estudios destacan el valor el rol de la mujer en la economía de los países. Un estudio de McKinsey señala que tan sólo Estados Unidos podría sumar a su Producto Interno Bruto (PIB) 4.3 trillones de dólares anuales al 2025 de lograr una completa equidad de género.

“Cada estado y ciudad podría agregar 5% de su PIB en ese periodo si desarrollara el potencial económico de la mujer. La mitad de los estados tienen potencial para agregar más de 10% y las 50 ciudades más grandes del país podrían incrementar su PIB entre 6 y 13%” destaca el informe.

Pero el rol de la mujer va más allá del tema económico. Jacqueline Franjou subraya que la mujer puede contribuir a la paz y a la conciencia social. ¿Qué pasaría si tuviéramos más mujeres siendo jefas de estado? ¿Sería éste un mundo más justo y pacífico? se cuestiona la directora general del WFES, según Beatriz Gasca Acevedo, de Grupo Aeroméxico, en su blog de The Huffington Post.

“A la mujer ambiciosa, en general, se la estereotipa de manera negativa en una sociedad que, al menos desde mi experiencia, limita el liderazgo femenino. La ambición es una bendición en un hombre o en una mujer, es lo que nos impulsa a alcanzar nuestros sueños. Es una necesidad que se aprovecha mejor cuando se nutre adecuadamente, si nos rodeamos de buenos mentores", reflexiona.

Pero para llegar a ese punto, las mujeres deben poder decidir, adquirir seguridad y confianza en sus capacidades, y entonces podrán acceder a esos trabajos o espacios que todavía están dominados por la presencia de los hombres.

De ahí la importancia del Foro de Mujeres para la Economía y la Sociedad, que está llamado a ser tan importante como el Foro Económico de Davos. En su primera edición en México atrajo a 500 personas, entre ellas a Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo y quien tiene en su nómina a medio millón de personas.

Jacqueline Franjou quiere regresar a México en ocho meses. No es una promesa, es una expectativa para conocer los avances de los compromisos asumidos por en el CEO Champions, para “trabajar en otro foro y apreciar una visión más feliz, más positiva” del avance de la mujer en nuestro país.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario