Benito Santos: el poder de una imagen

"Debes tener esa capacidad de hacer estrategias para adelantarnos a los cambios". Benito Santos. Foto: Especial

Las bodas y las pasarelas están pospuestas hasta nuevo aviso. Pero a Benito Santos eso no le impide trabajar y, especialmente, dar empleo a las 60 personas que laboran en las diferentes áreas de su empresa. Las telas brillantes están almacenadas de momento para dar paso a materiales más prácticos y urgentes: gruesas lonas para realzar bolsas de reciclado, popelinas relavables para cubrebocas y uniformes para personal sanitario han ocupado el lugar de los materiales fantásticos, pues toca sumarse al apoyo de quienes lo requieran en estos tiempos de pandemia.

"Debes tener esa capacidad de hacer estrategias para adelantarnos a los cambios, pensando que esto puede extenderse a más de un año, porque hay muy poca información, es una enfermedad nueva, pero no podemos esperarnos a ver qué pasa", dice tras el cubrebocas de su propia marca en el showroom donde otrora recibía a sus clientas, y que hoy es el espacio para realizar entrevistas, especialmente virtuales, con los medios de todo el país.

Tiempo de reflexión y acción

La mutación de la marca de Benito Santos la explica así: "Tenemos que incursionar en hacer un tipo de ropa distinta, quizá más para casa, es un momento de aprendizaje. Estamos reinventando el prototipo de marketing y cómo vamos a reposicionarnos".

Justo en el ojo del huracán, Santos está consciente de que aún es prematuro saber cuándo y de qué forma volverán las ceremonias que él está acostumbrado a vestir. "No sabemos qué pueda pasar, si a lo mejor ya no hay bodas de 500 personas, pero quizá hay de 50, estamos preparando todas las herramientas para que siga siendo la marca como prioridad en la mente de la gente, con el mensaje de responsabilidad y optimismo porque es muy necesario en este momento".

Otro de los cambios ha sido desarrollar la venta en línea y hacer más accesibles las prendas para sus clientes en cuanto a variedad de tallas, materiales e incluso género, ya que ahora también hace ropa para caballero.

"Me gusta la ropa de hombre, pero es una industria distinta a la de la ropa para mujer; siempre había tenido la inquietud, pero necesitaba prepararme, hoy tengo un equipo de sastres que me pueden dar la calidad que necesito para representar la marca".

Puntadas que ayudan

La creatividad de Benito Santos se ha puesto de manera constante en alianza con la de otros diseñadores. Sus colaboraciones han sido importantes, por ejemplo con Claudio Limón y con Jaime Ibiza.

En estos momentos también trabaja con colaboraciones a través de la campaña Nudos x México, que consiste en el desarrollo de mascadas con las que, por un lado, sigue dando trabajo a la gente de su taller y por otro sirve para recaudar fondos que se van a la confección de prendas para el personal de los servicios hospitalarios.

También por estos días será el lanzamiento de una colección de maxi bolsas reciclables, hechas con lona gruesa y resistente que por una cara tendrá el logotipo de Santos y por la otra la intervención de un artista plástico o diseñador.

"Como marca podemos ser el puente entre las personas que necesitan ayuda y las que tienen los recursos para ayudar y no saben cómo", afirma, por ello cada bolsa vendida equivaldrá a una despensa para quien lo necesite, todo ello a través de una campaña que muestre la transparencia de la entrega del apoyo.

Lanzamiento virtual

El diseñador, antes de la pandemia, lanzaba cuatro colecciones al año y ahora es una tradición que puso en pausa. El 1 de abril logró colocar Musa #1 en vivo a través de Instagram, para celebrar los 10 años de la coronación de Ximena Navarrete como Miss Universo en la que portó un vestido de su creación.

mascadas

CRÉDITO: 
Dalia Zúñiga Berumen