Aumenta la productividad después de vacaciones

Foto: Especial

El Guadalupe- Reyes ya terminó y las fiestas decembrinas han quedado atrás, ahora es momento de regresar al día día. Sin embargo, para muchos puede ser complicado por la acumulación de pendientes durante el periodo vacacional.

“El regreso al trabajo después de las vacaciones es para algunos sumamente estresante. Luego de pasar días sin preocuparse, viendo amigos y a la familia, regresar al lugar laboral, es complicado. De hecho, durante el primer mes de cada año los niveles productividad decrecen, puesto que los colaboradores se van adaptando nuevamente al ritmo de trabajo”, explicó Salvador De Antuñano, director de Recursos Humanos de Grupo Adecco México.

Para tener un buen regreso a las actividades, se requieren impulsos desde el área de Recursos Humanos, que se diseñen acciones que incrementen la productividad y disminuyan el estrés.

No se necesitan grandes inversiones, sino pequeñas acciones que motiven a retomar el ritmo laboral”, mencionó el directivo.

Entre las acciones está el iniciar los ciclos con nuevas actividades y obligaciones, lo cual puede resultar positivo para los equipos de trabajo. El inicio de año es perfecto para ello, pues ya sea de manera individual o grupal, se pueden establecer nuevas responsabilidades o brindar un reconocimiento.

En la medida de lo posible, esto debe ir acompañado de un aumento de incentivos laborales. No tiene que ser un aumento directo en el sueldo, puede ser un aumento en el salario emocional como flexibilidades en las horas de trabajo, home office o incluso días libres extra.

Otra manera de aminorar los impactos negativos que representa el regreso al trabajo es mediante la remodelación de las oficinas. Desde nuevas computadoras, escritorios, hasta cambios más simples como la adquisición de una cafetera más moderna, el cambio y lo novedoso del lugar pueden hacer una gran diferencia en el ánimo de los colaboradores.

Es importante que las organizaciones implementen estrategias para motivar al personal no solo después de los períodos vacacionales, sino buscar innovaciones que mantengan el ánimo positivamente y por ende, la productividad. Además, para que estas acciones tengan el efecto deseado, se debe asegurar que el ambiente laboral sea bueno, desde la relación entre compañeros, hasta la convivencia con los líderes de las distintas áreas.

CRÉDITO: 
Redacción