Anticipar y mitigar riesgos, la tarea pendiente de las empresas

A pesar de la crisis, aún no se tiene una estrategia adecuada. Foto: Especial

Aunque desde el año pasado las empresas están viviendo uno de los momentos más críticos en la historia, muchas organizaciones aún no trabajan adecuadamente en anticipar y mitigar posibles riesgos para el negocio, pues solo 25 % de las organizaciones cuenta con un proceso formal o integral para evaluar y modelar el impacto de estos riesgos, así lo revela el Informe de Resiliencia al Riesgo, elaborado por Marsh, agente de seguros y asesor de riesgos del mundo.

A través de una encuesta aplicada a 1,000 empresas en todo el mundo, se detectó que a pesar de considerar los riesgos como amenazas en aumento, una gran parte de las organizaciones no tiene un adecuado plan para hacerles frente, lo que las deja vulnerables a interrupciones inmediatas y a largo plazo de sus operaciones, activos y flujos de ingresos.

“La crisis del Covid-19, el cierre temporal del canal de Suez, los ataques cibernéticos importantes y otros eventos recientes han expuesto la fragilidad de los sistemas globales y las graves deficiencias en la preparación de las organizaciones para manejar las crisis importantes. Como explica nuestro informe, las estrategias eficaces para desarrollar negocios más resilientes no solo facilitarán una recuperación más rápida, sino también se convertirán cada vez más en una ventaja competitiva”, explicó John Doyle, presidente y director Eeecutivo de Marsh.

Asimismo, se encontró que 80% no alinea sus procesos de gestión del riesgo y compra de seguros con las estrategias de crecimiento a largo plazo. Los hallazgos sugieren que las compañías se centran principalmente en amenazas a corto plazo por sobre aquellas que se perciben como de alta gravedad, pero con una frecuencia más baja.

Este enfoque a corto plazo se manifiesta en la medida en que las organizaciones informan que sus clientes podrían verse más afectados por cinco de los seis riesgos emergentes. A pesar de esto, las organizaciones no están implementando procesos efectivos para adaptarse, aprender ni evitar las interrupciones a esta audiencia crítica, lo que sugiere que este pensamiento a corto plazo podría tener consecuencias financieras significativas.

A medida que continúan surgiendo nuevos desafíos y el panorama de riesgos se vuelve cada vez más complejo, el informe identifica la ventaja competitiva que pueden tener lascompañías resilientes al riesgo.

Según el informe, una organización resiliente al riesgo puede anticipar el riesgo, minimizar las pérdidas y reanudar rápidamente el negocio como de costumbre luego de un evento, obteniendo una ventaja competitiva sobre sus pares menos preparados a través del aprovechamiento de oportunidades de crecimiento en momentos de estrés operativo o financiero.

“Los hallazgos demuestran que se debe realizar más trabajo cuando se trata de anticipar y modelar los riesgos emergentes clave a medida que se desarrollan. La resiliencia es una capacidad que las organizaciones deben priorizar”, agregó Doyle.

De acuerdo con el informe, una forma de lograr la resiliencia en las empresas, es escogiendo los siguientes cuatro pasos:

  1. Anticipar el riesgo
  2. Conectar el riesgo con la estrategia del negocio
  3. Evitar brechas en la percepción de la preparación
  4. Medir datos relevantes.
CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario