5 tips para ser un líder flexible

Un ambiente laboral flexible crea motivación, creatividad y reduce el estrés. Foto: Especial

La pandemia nos ha obligado a migrar a un trabajo más flexible, pero ser flexible no solo significa hacer home office, el concepto va más allá, es toda una estrategia laboral que debe empezar con líderes flexibles, pero ¿cómo convertirse en uno?

Una flexibilidad laboral reduce 80% los costos y gastos en la empresa, además se obtiene 25% más rentabilidad y 50% más productividad, de acuerdo con Ana Lucia Cepeda, fundadora de Bolsa Rosa.

En charla con El Empresario, después de participación en el festival de emprendimiento INCmty, Ana Lucia precisó que un ambiente laboral flexible crea motivación, creatividad y reduce el estrés, pues 75% de los colaboradores se vuelven más comprometidos y leales.

Una empresa puede ahorrar, al año, por persona 6,000 dólares si implementa home office una vez por semana, detalla la emprendedora.

Además, el teletrabajo es una alternativa para las mujeres que tienen hijos y desean trabajar; sin embargo, este tipo de trabajos debe ser próvido desde las la organización, desde el líder, por ello nos comparte cinco pilares que todo líder flexible debe seguir.

1.- Se más empático

El líder debe saber comunicarle al colaborador qué se espera de él, a fin de que el empleado sea autogestionable y que la flexibilidad se pueda otorgar de forma natural.

Si el colaborador conoce cuál es su propósito de vida personal y como se alinea con su trabajo y los objetivos de la empresa será más fácil administrar su tiempo y realizar su trabajo.

“Cuando conoces al equipo de trabajo sabes qué está cargando en su mochila, cómo le está afectando la pandemia, puedes ser un poco más empático, y como la persona ya sabe que se espera de ella, comoquiera va a cumplir sus objetivos”.

2.- Ten confianza

Trabajar en la confianza con el equipo de trabajo, para empoderarlo. Llega a acuerdos de libertad que permitan cumplir objetivos.

Trabaja bajo un cristal de seguridad y confianza en uno mismo y en cada participante, lo anterior resulta en un ambiente productivo, donde se vive la congruencia generando objetivos cumplidos.

3.- Crea acuerdos de libertad

La cultura flexible funciona en libertad acompañada de la confianza. Empieza a definir acuerdos y objetivos auto–gestionables y medibles. Al sentir la libertad, reaccionamos de manera positiva, aumentando el compromiso y generando más productividad dentro del área.

Por ejemplo, si sabes que tus trabajadores tienen hijos y los ayudan con las tareas escolares, que ahora son en línea, por la mañana, cambia las juntas para la tarde, o dales más tiempo para entregar su trabajo.

4.- Impacto social

Abre tu panorama y pregúntate ¿cómo mi trabajo puede impactar de manera positiva a la sociedad? Es importante considerar que tu empresa sea socialmente responsable esto genera grandes beneficios para todos los involucrados.

5.- Siempre mide

Ser un líder flexible requiere métricas, no olvides medir todo, claro, asegúrate que los horarios, fechas de entrega y resultados sean comunicados a todos lo trabajadores y que estos den su aprobación.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario