5 estrategias para tener un regreso seguro a las oficinas

Foto: Especial

La reducción del número de hospitalizaciones en la Ciudad de México y zona metropolitana permitió que esta semana se reactivaron las oficinas corporativas privadas, aunque con un aforo del 20%, ante esta reactivación, las empresas requieren estrategias para regresar de forma segura.

La pandemia aumentó el interés y preocupación de los empleadores por el bienestar emocional y mental del colaborador, pues de la noche a la mañana las compañías tuvieron que implementar el trabajo remoto.

Adicionalmente, en la búsqueda por reforzar la comunicación y organización de los trabajadores, se identificaron algunas aristas en la calidad de vida de los empleados, pues

Según datos de KPMG, 56% de los trabajadores considera que no existe un equilibrio entre las actividades personales y laborales, lo que disminuyó su derecho a la desconexión.

Se ha visto que el home office, aunque representa algunas ventajas indudables para los colaboradores, también significa otras complicaciones en su salud, pues un estudio realizado en 2020 por la consultora Martec resalta que 84% de los trabajadores vieron afectada su salud mental por el trabajo desde casa y es implico lidiar con algunas complicaciones, de acuerdo con Panduit, fabricante de soluciones de conectividad, el 95% de las edificaciones residenciales no estaban preparadas tecnológicamente para soportar el teletrabajo.

“Algunas complicaciones propias del trabajo remoto como problemas con la conectividad y la obligación de estar conectado permanentemente, así como la realización de actividades domésticas y atención a situaciones cotidianas en la casa, generan malestar, estrés y molestia en los colaboradores promedio, lo que al final deriva en afectaciones a nivel físico”, asegura Paola Rubio, Head Coach y consultora organizacional en Aprende Institute para Empresas.

Con la llegada de la vacuna contra el Coronavirus a México, la era postcovid se acerca y tanto colaboradores como empresas preparan su regreso a los centros de trabajo.

De acuerdo con los especialistas de Aprende para Empresas, la modalidad híbrida puede ser benéfica para las organizaciones y sus colaboradores, si se toman medidas que contribuyan a su bienestar. Por una parte, las compañías estarán en posibilidad de generar ahorros en gastos operativos, mientras que los trabajadores tendrán flexibilidad y ahorro de costes y tiempo, pero sin dejar de lado el vínculo que genera la interacción cara a cara que éstos puedan llegar a tener con sus compañeros.

Estrategias a implementar para un regreso seguro

1.- Garantizar medidas sanitarias para los empleados

Además de las medidas básicas como sanitización y limpieza continua de todas las áreas de trabajo, toma de temperatura constante, señalizaciones claras, disposición de insumos como cubrebocas, gel y jabón antibacterial; colocación de paneles de protección y resguardo de la sana distancia, es recomendable la inclusión de personal médico presente en todo momento en las instalaciones. El gobierno de México ha dispuesto una serie de documentos adicionales de consulta para espacios específicos.

2. Regreso fraccionado y ordenado del personal

Un tema primordial a lo largo de toda la pandemia han sido las medidas de sana distancia y para evitar la saturación de áreas comunes o espacios de trabajo, la mayoría de las empresas pedirán a una fracción de sus empleados asistir en días alternados a la oficina y el resto mantener el trabajo remoto. Este paso deberá ser planeado y ordenado; su éxito dependerá de la buena planeación y ejecución.

3. Reforzamiento organizacional

Uno de los equipos de trabajo que mayor impacto tendrá en su labor cotidiana es el de Recursos Humanos, por lo que será necesario llevar a cabo todo un proceso de actualización en su formación, teniendo en cuenta aspectos relevantes para el contexto actual, como la psicología organizacional. Sobre todo tomando en cuenta las afectaciones que ya son notables en los diferentes equipos de trabajo.

4. Atención especial a colaboradores de alto riesgo

Adicional a todas las medidas sanitarias, el proceso de evaluación sobre el regreso del personal que pertenezca al grupo de alto riesgo, es decir aquellos con padecimientos como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedad pulmonar crónica, cáncer y otros estados de inmunosupresión, será una constante y tendrá como consecuencia un proceso de capacitación arduo.

5. Incluir planes de apoyo adicionales para los colaboradores

Disponer de programas de apoyo y la mejora a la calidad de vida de los colaboradores ha repercutido, más allá de su bienestar físico y mental, en sus niveles de productividad. Para ello las empresas no solo deben dotarlos de los elementos formativos, sino también favorecerlos en los tiempos necesarios para tomar dichas actividades externas.

“Las empresas deberán tener muy en cuenta un cambio de switch sobre la forma en que se perciben y manejan los tiempos de los colaboradores, pues uno de los grandes aprendizajes que nos ha dejado la pandemia, es que los aspectos motivacionales actuales van más allá de incrementos a salarios. Hoy se pone énfasis en el resguardo de la integridad emocional, las herramientas y recursos para ello hoy más que nunca han cobrado una alta relevancia”, menciona Felipe Bedoya, Vicepresidente comercial para Latinoamérica de Aprende Institute.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario