Factores a evaluar a la hora de seleccionar un crédito

Un punto fundamental es entender la tasa de interés. Foto: Especial

Hay gente que paga créditos con tasas efectivas del 400 al 600% anuales en algunos productos financieros que se presentan por internet con promesas de disponibilidad rápida y sencilla que implican tasas de interés entre 30- 40% mensuales, así lo consideró Adrián Fernández, director general de Creditea México.

Recomiendo que antes de solicitar un crédito se realice el cálculo de la tasa de interés total que se va a pagar”.

Según el Banco de México (Banxico), el 1.46% de los créditos personales y microcréditos individuales cobran una tasa de interés superior al 100%; sin embargo, el mayor porcentaje de este tipo de créditos (9.61%) se centra en tasas anualizadas entre el 24 y el 26 por ciento.

La cartera comparable de créditos personales del último año estuvo constituida por 6.5 millones de créditos con un saldo de 91,600 millones de pesos; estos representaron el 77.6% del número de créditos de la cartera comparable total de créditos personales vigentes a agosto de 2019, reflejando que la gran mayoría de dichos préstamos se otorgaron con plazos menores a un año. La tasa de interés promedio ponderado de los créditos otorgados durante el último año fue de 38.4%; la mitad del saldo se otorgó a tasas menores o iguales a 29.6 por ciento.

En entrevista con El Economista, Adrián Fernández consideró que existen cuatro factores que se deben evaluar a la hora de seleccionar un crédito:

  1. Entender el tema de la tasa de interés, revisar el cálculo sobre el capital original y la base de cuanto se va a multiplicar el interés que se paga.
  2. El plazo. “A veces podemos pensar que un pago pequeño, es algo que sí podemos cubrir y que no afecta a la vida personal o familiar, pero si el plazo es demasiado largo, el volumen de intereses que acaba pagando la gente es demasiado alto. Una recomendación es que hay que empatar la necesidad con el plazo que estamos pagando.”
  3. Las comisiones. “Hay algunas instituciones financieras que ocultan el verdadero costo de las comisiones para el cliente, comisión por apertura, comisión por disposición, comisiones por prepago y todos estos montos se tienen que incluir al cálculo del interés que estamos originando. Necesitamos tener mucho cuidado de que estas comisiones que a veces se ven muy pequeñas repercuten de manera significativa en el total”.
  4. La institución financiera. “Debemos revisar que sea una empresa con solidez, que tenga buenas referencias. Hay gente que ha tenido buenas y malas referencias con la institución. Es importante hacer una investigación de con quien se está haciendo esta responsabilidad, lo que no queremos que pase es que haya problemas con el manejo de la información confidencial o que eventualmente se haga un compromiso con una empresa que pueda desaparecer”.

Fernández mencionó que las fintech tienen oportunidad de usar tecnología para procesar más casos de clientes y poder dar respuestas mucho más rápidas. Dijo que a diferencia de los bancos, los procesos para otorgar financiamiento son mucho más lentos porque cuentan con infraestructuras más grandes. “Nuestras bondades se encuentran en la velocidad de respuesta y la flexibilidad. A veces nosotros podemos abrirnos a algunos perfiles crediticios y hay oportunidad de gente que tal vez tuvo un error en Buró de Crédito hace un par de años, que ya se recuperó, ya está recibiendo un ingreso y es una persona distinta en este momento y se puede ofrecer más flexibilidad para tomar uno de estos productos”.

Mencionó que es muy importante entender con quien se está haciendo ese compromiso y entender las condiciones del crédito, no es tanto una afiliación de marcas. “Seamos muy estrictos al final es nuestro dinero, es nuestro compromiso económico. Hacer un poquito de investigación es bastante recomendable”.

Durante la pandemia

El director general de Creditea México comentó que en la Fintech se ha observado cómo ha ido evolucionando la búsqueda del financiamiento. “En nuestro caso, la gente se acerca a nosotros para un tema de emergencias, personas que tienen sus líneas de crédito y un buen historial crediticio y que de repente algo se presenta, una emergencia de salud, el tema de un choque, una reparación en casa y la gente nos utiliza para necesidades de corto plazo, que necesitan esta respuesta inmediata con una solución en nuestro caso es menor a 24 horas”.

Adrián Fernández mencionó que han visto una evolución en la solicitud de financiamientos:

  • Primero fue para completar el gasto familiar. “Sabemos que por este tema de la pandemia existe una situación de menos empleo o incluso de reducción de salarios, es importante poder cumplir o para a completar ese faltante para hacer frente a las necesidades de la familia”.
  • Segundo para deudas. “Vimos que la gente empezó a pedir dinero para reconsolidación de deudas. Observamos que el tipo de tasas y de plazos les parecía conveniente para liquidar alguna tarjeta de crédito o liquidar algún otro préstamo que ya tenían comprometido”.
  • Tercero para proyectos productivos. “Desde hace un par de meses, estamos viendo que solicitan recursos para financiarse hacia un negocio nuevo, para tener un poco más de inventario si están vendiendo por Internet, un poco más en el tema productivo”.

Cuidado del dinero en 2021

“Este año nos enseñó de manera dolorosa, un tema de previsión, y nos permitió reconocer que hay muchas cosas que podemos controlar y otras que no”, dijo Adrián Fernández.

Recomendó que es importante hacer un presupuesto personal y familiar. “Saber cuántos recursos están entrando en la casa, de a cuánto ascienden nuestros compromisos de renta, hipotecas, servicios, algún crédito que tengamos que pagar, las colegiaturas, y tratar de dedicar este dinero que resta para poder gastarlo en otras cosas o construir un pequeño fondo de emergencia”.

“La vida pasa y a veces no estamos preparados y justamente en un momento de desbalance estamos contratando cualquier cosa. Necesitamos ponerle más atención a nuestros ingresos y gastos, ponerles atención a nuestras finanzas personales es algo que se liga directamente con nuestra salud, nuestra felicidad y el bienestar de las familias”, concluyó Adrián Fernández, director general de Creditea México.

CRÉDITO: 
Patricia Ortega