Crecer o morir, ¿cuál es el siguiente paso de tu startup?

Foto: Especial

Al negocio le puede ir muy bien, tener buenas ventas, una buena imagen y sus empleados crecer dentro de la compañía, pero ¿eso significa que la empresa está creciendo? o simplemente pasa por una buena racha.

Justo son estos momentos a los que los emprendedores deben poner atención, saber qué es lo que pasa en el negocio y definir hacia dónde va, para que la compañía crezca.

De acuerdo con Miguel Casillas, fundador y director ejecutivo de Links existen dos formas de hacer crecer el negocio, seguir por el modelo conservador, es decir continuar con una aceleración orgánica o apostar por un fondos de inversión, que implica ceder acciones a inversionistas pero crecer de forma acelerada.

“El que va por un camino más conservador corre el riesgo que su competidor que si va con más recursos lo puede sacar del mercado”, destacó Casillas durante su participación en el webinar Escalar o Morir realizado en Talent Land Digital 2021.

En este sentido Javier Cárdenas, CEO y fundador de Rotamundos, empresa que une el turismo y la naturaleza y aventura a partir de asociaciones con hoteles independientes operados por familias locales, recuerda que la strartup inicio y creció con capital propio, porque no sabía que se podía acceder a fondos de inversión.

“Fue mucho esfuerzo y dinero, casi de los clientes, haciendo estrategias de prepagos. Cuando llegamos a cierto crecimiento me buscaron los fondos y no veía que necesitara capital”, destacó.

Sin embargo, los fondos de inversión le ayudar a crecer de forma acelerada y llegar a donde esta actualmente. Presencia en 32 estados de la Republica Mexicana, en más de 120 destinos y enlace con hoteles de Colombia, Ecuador y próximamente Costa Rica y Perú.

Para Joaquín Flores, global online VP de Kavak, el crecimiento no es cosa de crecer de forma orgánica o acelerada, sino de analizar el momento.

“No puedes todo el tiempo acelerar y desacelerar, a veces tienes que echarte un paso para atrás y analizar qué es lo que está pasando”, tanto en la compañía como a tu alrededor.

Sobre todo saber que tanto se está aprendiendo de ese crecimiento y qué tan rápido se toman esos aprendizajes, porque de nada sirve crecer sin tener la retroalimentación necesaria para mejorar el producto.

“Es una mezcla entre momentos y saber muy bien cuando tienes que poner el acelerador a todo, a veces con ayuda de inversionistas y otra con ayuda del equipo. Tienes que saber el momento y qué está pasando”.

Recomienda estar atento a esos momentos y no tener miedo si es ceder acciones por impulsar el crecimiento o tomar un tiempo para mejorar el producto, siempre y cuando aprendas rápido.

Ajusta el producto al mercado

Si uno quiere crecer el negocio necesita adecuar su producto al mercado, a las nuevas necesidades de los consumidores, porque “a veces uno crea algo para que se usa de una manera y lo consumidores lo usan de una forma completamente distinta” dijo Cárdenas.

En la medida que los emprendedores logren conocer ese tipo de cosas van a saber qué nuevas funcionalidades tiene que crear y que nuevas formas de atraer al usuario habrá que usar.

Joaquín, mencionó que también se debe entender cuál es el camino que sigue el consumidor para llegar a cierto producto, lo cual puede darte ideas para crear un camino y llegar a los consumidores en un tiempo adecuado.

“Si nada más confiamos ciegamente en invertir en Google y Facebook podemos caer en gastar de más si no nos vamos un paso atrás, a entender cuál es el uso cotidiano del usuario y como llega a tu producto y a partir de eso enfocar todos los esfuerzos”.

Por ejemplo Kavak nació siendo digital, vendiendo autos en línea, pero se dieron cuenta que a la gente le gustaba ver el vehículo y conocerlo físicamente, por ello abrieron tiendas físicas, que ha sido un modelo que ha ayudado a impulsar las ventas del negocio y consolidar a la startup como el primer unicornio mexicano.

Hay que apuntar de una manera muy inteligente, entendiendo exactamente de donde provienen los usuarios y qué es lo más natural para ellos, finaliza Joaquín.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario