Consejos para elegir el mejor socio para tu empresa

La tolerancia y confianza son fundamentales en los socios. Foto: Especial

Si uno de tus propósitos de año nuevo es crecer tu empresa, tal vez tener un socio podría ayudarte a lograrlo, por ello te compartimos algunos consejos que te ayudarán a encontrarlo.

Si uno de tus propósitos de año nuevo es crecer tu empresa, tal vez tener un socio podría ayudarte a lograrlo; sin embargo, conseguir al mejor no es fácil, pues si se tienen problemas entre los socios la empresa puede tener problema, incluso fracasar.

Así como has dedicado tiempo a desarrollar tu empresa, debes dedicar tiempo a seleccionar al mejor socio, o socios, porque serán tus compañeros de viaje en las buenas y malas. Si bien, es importante prestar atención en los detalles, lo más probable es que no sean expertos en todos los aspectos del negocio.

Entre los socios que puedes elegir están los amigos, familiares, pareja, ex colegas y personas externas (inversionistas, conocidos), pero antes debes saber cuáles son las características de un buen socio comercial y qué debes buscar en él.

De acuerdo con la escuela de negocios IEBS, separar las relaciones familiares, de amistad o conyugales puede ser muy complicado, pero eso no quiere decir que no sea posible, sino que se tienen que tener mucho más claras.

A veces entre los amigos también puedes encontrar una gran oportunidad y hay que aprovecharla pero a veces las cosas cambian cuando se trata de negocios y no funcionan igual que en el entorno de amistad”, destaca Oscar Fuente, fundar IEBS.

Seleccionar un socio comercial es una decisión muy importante, pues le estás confiando a otra persona tus inversiones financieras, objetivos, tiempo y futuro. “Esto implica que elegir a un socio va más allá de encontrar una persona que se haya ganado tu confianza; es importante seleccionar a alguien que pueda mantenerse a largo plazo siguiendo los objetivos, pero que sea también una persona leal y comparta la visión con la que diste inicio al emprendimiento”, destaca un análisis de BBVA.

Tipo de socios

Existen diferentes tipos de socios, pero cuando se habla de crecimiento suelen haber dos perfiles: capitalista y experto.

El socio capitalista es aquel aporta capital o recursos a la compañía para crecer, lo más común es que este tipo de socios entregue dinero en efectivo a fon de obtener rendimiento a modo de inversión.

Por otro lado, el socio experto es aquel que aporta conocimiento a la empresa a partir de su experiencia en el sector. “Contar con este tipo de socios hace que una empresa pueda despegar, puesto que hay industrias tan cerradas que solo admiten a ciertas personas por su trayectoria”, destaca un informe de BBVA.

Una vez que hayas decidido el tipo de socio que le conviene a tu empresa, es hora de poner manos a la obra. Te damos un par de recomendaciones.

Compatible con tus valores

Lo primero que debes hacer es buscar a un socio que sea compatible con tus valores, misión, visión y espíritu emprendedor, esto te permitirá tener una buena comunicación y no será sólo una persona con la que la pases bien o acepte cada uno de tus ideas, al contrario complementará tu visión y ayudará a tener cumplir las metas.

Recursos y credibilidad

Es genial que tengas un socio comercial que ofrezca recursos financieros, pero hay otras contribuciones que un socio puede aportar a la empresa que pueden ser igualmente valiosas. Considera el valor de sumar a un socio que haya creado una red comercial, que tenga conexiones industriales claves o una lista de buenos clientes o incluso que cuente con credenciales y experiencias específicas.

Ética personal y comercial

Se recomienda solo establecer asociaciones con alguien en que puedas confiar. Busca socios que practiquen la ética en su vida y valoren la honestidad, un mal socio puede poner en riesgo tu empresa, puede llevarse tus ideas o quedarse con tus clientes para comenzar su propio negocio e incluso puede tener prácticas deshonestas y violar leyes que podrían causar problemas legales.

Busca que se complementen

Siempre tienes que buscar a alguien que tenga competencias que te falten a ti. De esta forma donde no llegue uno podrá llegar al otro, y eso, será de gran ayuda para obtener el éxito.

Tolerancia y confianza

Dos aptitudes muy importantes, pues la tolerancia permitirá una buena comunicación con los colaboradores, futuros socios, en tanto la confianza te permitirá delegarle tareas cuando no puedas tomarlas

Responsabilidades equilibradas

Ambas partes deben acordar por adelantado cuáles serán sus responsabilidades en la empresa y cumplirlas. Si una persona sigue intentando hacer todo o termina contribuyendo muy poco, entonces la sociedad no estará bien equilibrada y podrían surgir problemas.

Estos son solo algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir socio ideal para tu empresa, en el camino puedes agregar más herramientas que te ayuden a definir entre los candidatos.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario