5 consejos para conseguir un trabajo después de graduarte

Foto: Especial

Después de terminar la carrera profesional, recibir el titulo y tener una ceremonia virtual, ¿qué sigue? Conseguir un trabajo después de la universidad puede ser abrumador, sobre todo luego de ver cientos de vacantes que piden experiencia.

No te preocupes, aunque es difícil, por el panorama que vivimos, la reactivación económica va en aumento y cada vez más empresas optan por atraer talento nuevo y darle un giro a la compañía con ideas nuevas.

Te compartimos cinco consejos de Indeed para que tengas mayores oportunidades de conseguir su primer trabajo.

1. Investiga posibles trayectorias profesionales, trabajos y empresas

Hay varias formas de aplicar lo que aprendiste en la universidad. El mercado laboral cambia frecuentemente, y las diferentes habilidades desarrolladas a lo largo de tus estudios pueden ser muy valiosas, incluso en industrias que aún no has considerado para tu carrera profesional. Comienza buscando qué trabajos están disponibles y eligiendo los que coincidan con tu conjunto de habilidades e intereses. Obtén más información acerca de las compañías que te parezcan interesantes a través de sitios de evaluación de terceros. Saber cómo es trabajar en una empresa puede ayudarte a determinar la opción adecuada.

2. Crea tu red de contactos y obtén referencias

La construcción de una red de contactos es un paso importante para encontrar trabajo. Empieza con tus familiares y amigos, Incluso si ya conoces muy bien a estas personas, es posible que te sorprendas de lo que aprenderás cuando comiences a hacer preguntas que se enfoquen en sus habilidades, experiencias y trayectoria profesional.

Además de tus vínculos más cercanos, considera unirte a la red de exalumnos de tu universidad y a los eventos y ferias de las industrias de tu interés. Para las ferias de empleos, es importante no solo hablar con empleadores potenciales, sino también con otros candidatos. Puedes beneficiarte en el futuro cuando estos nuevos amigos encuentren trabajo en las empresas en las que estás interesado. Muchos empleadores valoran las referencias de empleados existentes para cubrir vacantes abiertas.

3. Adapta tu currículum a diferentes vacantes

Una vez que hayas restringido un conjunto de trabajos que te resulten atractivos, observa las palabras clave que aparecen en las descripciones de los trabajos. ¿Qué tipos de habilidades y atributos buscan los empleadores y qué términos utilizan?

Incluye estas mismas frases al describir tus cualidades. Esto es importante porque muchos empleadores utilizan un software llamado Candidate Tracking System (ATS) para clasificar las solicitudes entrantes según la relevancia, y una señal importante de relevancia son las palabras clave que coinciden con la descripción del trabajo.

Si estás postulando a trabajos que tienen diferentes palabras clave, debes crear varias versiones de tu currículum para destacar las habilidades más relevantes en cada aplicación. Debido a que eres recién graduado, los empleadores estarán interesados en un resumen de tu educación. Incluye esta información en una de las primeras secciones de tu currículum.

4. Edita tus redes sociales

Si tienes perfiles en redes sociales, ahora es el momento de revisarlas y determinar si pueden tener un impacto negativo en tu búsqueda de trabajo. Muchos empleadores ven las redes sociales de empleados potenciales. Verifica tu configuración de privacidad y oculta o elimina cualquier cosa que pueda dejar a los empleadores potenciales con una mala impresión tuya.

También vale la pena más contenido que represente tus habilidades e intereses, por ejemplo, comenzar a seguir a líderes de la industria o empresas que sean de tu interés, así como publicar acerca de desarrollos interesantes en la industria, o participar en conversaciones y grupos relacionados a la profesión que deseas ejercer.

5. Practica tus habilidades para las entrevistas

Para muchas personas, hacer buenas entrevistas es una habilidad que practican y mejoran con el tiempo. Puedes prepararte para el éxito comenzando a practicar para las entrevistas, incluso antes de tener una en puerta. Si bien, no es posible saber exactamente qué te preguntarán en cada entrevista, hay varias formas de prepararte para lucir lo mejor posible y responder bien cualquier pregunta.

Practica un lenguaje corporal que te muestre confiado y seguro; si tienes problemas con la puntualidad, comienza a ajustar tus horarios para llegar a tiempo, incluso cuando te encuentres con amigos; y prepárate para las preguntas frecuentes para que te acostumbres a responder de una manera que ayude a los empleadores a comprender tus antecedentes y estilos de trabajo.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario