10 pasos para extender la liquidez de una startup

Planifica escenarios de liquidez. Foto: Shutterstock

La vida de una startup es dinámica y desafiante. La incertidumbre prevalece en los primeros años de operación y, desafortunadamente, muchas empresas fracasan en sus años iniciales o posteriores por una simple razón: se quedan sin efectivo.

Desde el primer día, los fundadores de startups se enfrentan a la labor de recaudar capital y desplegarlo efectivamente para lograr crecimiento y rentabilidad. Aunque muchos fundadores son expertos en recaudar dinero de capital riesgo, las condiciones del mercado a veces complican este esfuerzo. En tiempos de inestabilidad, deben estar equipados con estrategias de liquidez apropiadas para extender la liquidez y mantener un negocio real.

Los fundadores pueden seguir estos 10 pasos para extender rápidamente su liquidez, reajustar su presupuesto o simplemente maximizar su balance:

1. Planificar escenarios de liquidez

El desarrollo de un marco para planificar diferentes escenarios de liquidez es un excelente punto de partida. Los emprendedores deben evaluar su posición general con respecto a la quema de efectivo y elaborar estrategias en consecuencia, considerando diferentes escenarios macro que pueden estar fuera de su control. La matriz de Sequoia para Covid-19 es una buena representación de cómo debería ser el modelo.

2. Medir la eficiencia operativa

Los emprendedores pueden implementar diferentes estrategias para lidiar con efectivo limitado, mejorar su desempeño financiero y asegurar fondos para sus necesidades más urgentes a corto plazo. El capital de trabajo neto es la métrica clave que las startups deberían considerar para medir la liquidez y la eficiencia operativa de sus operaciones.

3. Reevaluar el gasto de capital y ajusta

Aunque las inversiones de capital para la expansión son vitales para el crecimiento y la escalabilidad de cualquier empresa, cuando el presupuesto es ajustado, se recomienda un enfoque más conservador. Los planes futuros para adquirir maquinaria, bienes inmuebles o cualquier otro activo fijo se deben suspender si no son una necesidad apremiante. Las startups deberían centrarse en crecer con recursos limitados y maximizar la capacidad disponible.

4. Reevaluar gastos operativos y ajustar

En la medida que la compañía comienza sus operaciones, la mayoría de sus ganancias deben ir a reevaluar el gasto de capital (OpEx), lo que significa que la startup solo pagará lo que sea necesario en ese momento.

Algunas de las acciones para minimizar estos gastos son:

  • Utilizar un espacio de coworking en lugar de arrendar una oficina completa
  • Arrendar equipos y maquinaria en los años iniciales
  • Los servicios de TI se pueden financiar a través de un modelo de pago por uso
  • Minimizar el gasto en nómina mediante la contratación externa de personal de TI, así como servicios de contabilidad, legales y de marketing.

5. Cortar o reestructurar líneas de negocio secundarias

En tiempos de supervivencia, es recomendable suspender los planes de expansión o la exploración de nuevos modelos de negocio. Los esfuerzos deben centrarse por completo en alcanzar un producto mínimo viable y un ajuste del mercado del producto si no se han logrado. Buscar obtener tracción y crecimiento en el negocio principal, así como fortalecer la cartera de clientes, debe ser prioridad.

6. Evaluar solución de factoraje

Acceso al financiamiento por factoraje para aliviar la carga de las actividades de cobro y pago. Estas instituciones generalmente no cobrarán cotizaciones por adelantado y proporcionarán liquidez para las cuentas por cobrar o la nómina de empleados (factoraje inverso) a cambio de una tarifa de financiamiento. El factoraje generalmente es una forma recurrente de financiar las operaciones comerciales.

7. Aprovechar el conocimiento

La mayoría de nuevas empresas recopilan involuntariamente información relevante que puede ser útil para otros agentes de la industria. La venta de conocimiento (es decir, datos, información) puede ser fuente adicional de ingresos. Se pueden brindar servicios de consultoría para generar efectivo adicional que pueda aliviar la falta de liquidez.

8. Basarse en datos y optimizar costos operativos y de administración

Se recomienda implementar un enfoque basado en datos, agilizar los procesos de generación de leads, gestión de clientes y métricas de productividad de los empleados y convertir los datos en información procesable para evaluar el rendimiento. Pueden utilizar los datos para evaluar la eficiencia del canal de ventas, medir y optimizar los procesos existentes y reevaluar la eficacia de la estrategia de lanzamiento al mercado.

9. Buscar apoyo en otros actores de la industria y partes interesadas

Hay una gran cantidad de iniciativas de apoyo social, gubernamental y corporativo para ayudar a las empresas a navegar a través de estos tiempos inciertos. A través de la ayuda financiera o los recursos administrativos y la tutoría, hay una serie de jugadores centrados en guiar a las nuevas empresas a implementar estrategias apropiadas en sus empresas.

10. Aumentar capital o inyectar recursos propios (bootstrapping)

Las startups pueden recaudar capital adicional para aliviar las presiones de liquidez y navegar la siguiente ronda de manera más constante. Pueden recurrir a inversores existentes en lugar de a los nuevos cuando se trata de rondas de extensión, ya que generalmente están más dispuestos a realizar inversiones subsecuentes bajo términos de rondas anteriores. Si la startup se encuentra en una etapa temprana, puede considerar bootstrapping, lo que significa invertir sus ahorros personales, contratar a un acreedor hipotecario y financiar las operaciones de su negocio.

Bonus: Reevaluar y actualizar constantemente

Todas las acciones previas deben medirse y reevaluarse constantemente durante los períodos de incertidumbre para garantizar la efectividad. El reajuste de las estrategias de presupuesto y gasto debe hacerse de manera correspondiente. El objetivo final es aumentar la liquidez y tener un negocio continuamente rentable a largo plazo.

*Héctor Shibata Salazar, profesor de cátedra de EGADE Business School

CRÉDITO: 
*Héctor Shibata Salazar