Lo práctico de una buena teoría

¿Recuerda el lector los números romanos que aprendió en sus primeros estudios? Es un sistema de numeración que duró tanto como el imperio romano. Es un sistema intuitivo, práctico lo mejor disponible en su tiempo. ¿Se imagina como sería hacer contabilidad con ese sistema de numeración? Compárelo con un sistema algebraico, con claridad en la expresión, y una estructura basada en reglas y operaciones definidas, en el que se realizaron planteamientos teóricos que permitieron conocer lo que no era evidente –los números negativos, las fracciones, por sólo mencionar el inicio-

Frecuentemente, en la administración estratégica se sobre valora lo “práctico” sobre lo “teórico”. Por varias razones, es más rápido de comprender –aunque no necesario más sencillo de operar, y por lo regular, limitado en su aplicación. Así, diseñamos indicadores “como Dios nos da a entender”, identificamos procesos “basados en la experiencia” y planteamos estrategias “increíblemente bonitas”, para terminar con una liste interminable de indicadores sin relación entre sí, carpetas de procesos que nadie lee, y estrategias sin realizarse.

La confusión de lo práctico con lo intuitivo, lo que primero se nos ocurre, puede resultar en un desperdicio de recursos y de tiempo. Práctico no es plagar a una organización de buenos deseos y decirle que eso es una “Planeación Estratégica”: Llenar de objetivos deseables para cualquiera un pizarrón: “incrementar las ventas”, “Venderle más a cada cliente”, “reducir costos”, “utilizar más los activos” Obviamente es rápido hacer planteamientos obvios, pero eso es más irresponsable que práctico.

Mi objeto en esta columna es presentar ideas y consejos prácticos, sin perder la consistencia y congruencia de un sustento firme. Lo más práctico es un pensamiento firme, estructurado; no un planteamiento superficial de lo obvio. Lo más práctico es lo que nos hace ver fuera de lo evidente.

El doctor Guillermo Granados es un consultor académico especializado. Es Director General de The Business Performance Institute, despacho de consultoría especializada en diseñar simultáneamente y bajo un mismo marco metodológico, la Prospectiva Estratégica, Evaluación del Desempeño Organizacional y la Gestión de Procesos de Negocio en organizaciones gubernamentales y públicas, a nivel nacional e internacional. Es miembro del Consejo Técnico del Premio Nacional de Tecnología, ha sido coordinador de evaluación y evaluador del Premio Iberoamericano para la Calidad Total, el Premio Nacional de Calidad y del Connecticut Improvement Quality Award, en Estados Unidos. Así mismo está certificado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología como consultor tecnológico.

El Dr. Granados es Doctor en Administración (Estrategia) por el Tecnológico de Monterrey en conjunto con la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Es Maestro en Administración de Negocios (Administración de la Tecnología) por la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur, en un programa conjunto con la Universidad de Cranfield, Inglaterra. Es Maestro en Sistemas de Manufactura e Ingeniero en Sistemas Computacionales por el Tecnológico de Monterrey. Realizó una especialización en Calidad y Productividad en la Asociación de Industrias del Japón Central, en Nagoya, Japón.

www.competitividad.org