Beneficios de un buen gobierno corporativo

Para proyectar la mejor imagen de una empresa hacia sus socios actuales y potenciales, y hacia los denominados terceros interesados (como pueden ser los bancos, la bolsa de valores, proveedores y las diferentes entidades del gobierno federal, estatal y municipal), no es suficiente con haber mostrado un adecuado historial de crecimiento en las utilidades netas y flujos de efectivo.

Para tomar sus decisiones estos agentes económicos también se fijan en la calidad del sistema de gobierno corporativo de las empresas, que se da en sus diferentes órganos: desde la asamblea de accionistas, el consejo de administración, los órganos intermedios o comités hasta llegar a la dirección general.

Pero, ¿qué se entiende por gobierno corporativo? Según el Código de Mejores Prácticas Corporativas (CMPC) es “El sistema bajo el cual las sociedades son dirigidas y controladas”, el cual debe permearse desde los niveles más altos de la organización hasta los empleados y obreros.

Por lo cual es necesario que las empresas se apeguen a los siguientes once Principios Básicos de Buen Sistema de Gobierno Corporativo recomendados por el CMPC:

  1. El trato igualitario y la protección de los intereses de todos los accionistas.
  2. El reconocimiento de la existencia de los terceros interesados en el buen desempeño, la estabilidad y la permanencia en el tiempo de la sociedad.
  3. La emisión y revelación responsable de la información, así como la transparencia en la administración.
  4. El aseguramiento de que exista la visión estratégica de la sociedad, así como la vigilancia y el efectivo desempeño de la administración.
  5. El ejercicio de la responsabilidad fiduciaria del consejo de administración.
  6. La identificación, la administración, el control y la revelación de los riesgos a que está sujeta la sociedad.
  7. La declaración de principios éticos y de responsabilidad social empresarial.
  8. La prevención de operaciones ilícitas y de conflictos de interés.
  9. La revelación de hechos indebidos y la protección a los informantes.
  10. El cumplimiento de las distintas regulaciones a las que está sujeta la sociedad.
  11. El dar certidumbre y confianza a los inversionistas y terceros interesados sobre la conducción honesta y responsable de los negocios de la sociedad

.

Considerando todo lo anterior, para tener un adecuado reconocimiento de los inversionistas potenciales y de los llamados terceros interesados, es necesario que los Presidentes de los Consejos de Administración y Directores Generales tengan la visión de negocios para adoptar los 11 Principios Básicos anteriores para lograr una mejor proyección de sus empresas, obteniendo entre otras, los siguientes beneficios:

*Ofrece seguridad y ética de negocios a accionistas, proveedores y demás terceros interesados en la continuidad de la empresa.
*Mejora la imagen y las relaciones de la empresa ante la sociedad, consumidores directos e indirectos y la comunidad empresarial.
*Obtención de mejores y mayores fuentes capital y deuda adicionales con tasas de interés más blandas y condiciones de negociación más adecuadas.
*Captación de mejor talento profesional desde el nivel de consejeros, ejecutivos y del resto de personal.
*Facilita las negociaciones con clientes y proveedores clave.
*Como resultado, se logra un mayor y más controlado volumen de operaciones que repercuta en la rentabilidad liquidez y estabilidad de la empresa.

El establecimiento de un buen sistema de gobierno corporativo origina sólidos beneficios para las empresas, principalmente para las Pymes, en materia de transparencia, estabilidad, visión estratégica, ética empresarial, control de riesgos y da confianza a los inversionistas actuales y potenciales, así como a los denominados terceros interesados.

El autor es miembro del Consejo Editorial de la revista Veritas del Colegio de Contadores Públicos de México

[email protected]