El préstamo será como contrato

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Con esta modificación, Pymes y personas físicas obtendrán apoyos de la banca.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Publico (SHCP) eliminará la obligación de presentar la cédula fiscal para acceder a un financiamiento de la banca, según dio a conocer Alejandro Werner, subsecretario de Hacienda.

Con esto se flexibilizan las condiciones para que las pequeñas y medianas empresas (Pymes), dependiendo del monto solicitado, accedan a financiamientos de manera formal por parte de las instituciones financieras.

El funcionario público destacó que ahora la banca podrá otorgar financiamiento a las personas físicas con actividad empresarial o a las Pymes con lineamientos paramétricos, hasta por 4 millones de unidades de inversión (Udis), aproximadamente 17.6 millones de pesos. Antes, el límite era 900,000 Udis (poco más de 4 millones de pesos).

Forma del préstamo

Ahora la solicitud de crédito se convertirá en un contrato, como en las tarjetas de crédito y con ello se eliminará la integración del expediente.

Ignacio Deschamps, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), explicó que ahora los reportes de una cuenta de ahorros, por ejemplo, serán elementos que se tomarán en cuenta para otorgar el financiamiento a las personas con actividad empresarial y a las Pymes.

Luis Peña Kegel, vicepresidente de la ABM, afirmó que las nuevas medidas ayudarán a formalizar las operaciones de crédito de las compañías y con el tiempo entrarán en la economía formal del país. En el mismo tema, Werner afirmó que al no solicitar la cédula fiscal, no se promueve la informalidad, sino que se incentiva a las empresas a regularizar sus operaciones.

Esquema amigable

“No renunciamos a fiscalizar a las compañías, promovemos un esquema fiscal más amigable con los contribuyentes”, aseguró el funcionaro de Hacienda.

Deschamps informó que la banca busca otorgar financiamientos por año de 350,000 millones de pesos, lo que representaría crecer 2 puntos porcentuales del PIB.

Con lo anterior la penetración del crédito como porcentaje de la economía mexicana sería de 20% en el 2010 y en el 2025 llegaría a 25 por ciento.

También se informó que la banca participará activamente en proyectos de infraestructura en el país y que a través de los corresponsales bancarios incrementará los servicios financieros a la población.

[email protected]

CRÉDITO: 
Eduardo Huerta