México, país que más cobra por IETU e ISR

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, jefe del SAT./ elempresario.mx

Los gravámenes corporativos como el ISR y el IETU que se aplican en México, se encuentran por encima de la mayoría de un grupo de 10 países seleccionados por KPMG para evaluar la competitividad fiscal.

En este rubro, nuestro país se encuentra a la par de Alemania y sólo por debajo de Italia y Japón.

Aun así, México resulta muy competitivo en los rubros de impuestos distintos de los corporativos, como lo son los impuestos al capital, a la propiedad y a las ventas (en particular el IVA) y refleja una ventaja muy marcada en lo que concierne a las cargas para los patrones por concepto de aportaciones de seguridad social y beneficios al empleado.

Según el estudio, México continúa en el lugar número uno por tener los menores impuestos totales. Pero ante los cambios en los sistemas tributarios en Australia, Canadá y los Países Bajos han mejorado su atractivo como ambientes fiscales amigables.

El informe evalúa la competitividad fiscal general de 95 ciudades en 10 países (México, Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos).

Se compara el costo fiscal total entre países y ciudades que utilizan una puntuación del Índice Fiscal Total (TTI, por su sigla en inglés) para cada ubicación, expresada a manera de porcentaje de los impuestos totales pagados por las empresas en EU. Una puntuación menor es mejor, ya que esto significa costos fiscales menores para los negocios.

Costos totales

México resultó con el más bajo Índice Fiscal Total con 59.9, es decir, los costos fiscales totales son 40.1% menores que en EU, país que cuenta con un TTI de referencia de 100. Canadá, Países Bajos, Australia y Reino Unido también están debajo de Estados Unidos.

Al otro lado de este espectro, el TTI de Francia, de 181.4, significa que sus costos fiscales totales son 81.4% más altos que el estándar.

Los regios, con menor carga

El análisis compara la carga fiscal total enfrentada por las empresas, incluyendo el Impuesto Sobre la Renta, impuesto sobre el capital, impuesto sobre ventas, impuesto predial, impuestos comerciales locales diversos y costos laborales legales.

En ese contexto, Monterrey es la ciudad mexicana evaluada con la menor carga fiscal, seguida muy de cerca por la ciudad de México. Dichas ciudades ocupan el segundo y tercer lugar, respectivamente, en la evaluación, después de Vancouver, que es la ciudad con la menor carga impositiva de las evaluadas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Leonor Flores, El Economista