Factura electrónica, imposible para 2011

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Sólo 270,000 empresas en México estarán obligadas a utilizar en el 2011 la factura digital, en lugar de 5 millones de contribuyentes que lo tendrían que hacer si no se hubieran establecido reglas paulatinas para la entrada en vigor de las nuevas disposiciones, dijo el presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Francisco Macías.

En entrevista, con motivo de la presentación del libro sobre el tema editado por el IMCP y patrocinado por Deloitte, explicó que debido a que hubiera sido muy difícil que tal cantidad de contribuyentes lo hiciera de un solo paso, era necesario que se dieran a conocer reglas para que lo pudieran diferir hasta el 2012.

Recordó que sin ser obligatorio, unas 1,200 empresas que autofacturan fueron las primeras en usar los documentos digitales en sus operaciones, cantidad que actualmente asciende a 50,000 pesos, pero se prevé que 270,000 lo tendrán que hacer el año siguiente.

Así, consideró que para el 2012 no se sabe si cambiarán las reglas nuevamente para incorporar al resto de los causantes que se tendrán que adherir a la nueva era digital de la factura.

Los retos

Francisco Macías dijo que a partir del próximo año habrá varias formas de facturar que dependerán de la actividad de cada contribuyente.

Una será con el estado de cuenta bancario, otra la factura de papel hasta que se agoten las actuales, las digitales y otra más en papel con código de barras tridimensionales que se podrán imprimir.

Los contribuyentes que tengan ingresos menores a 4 millones de pesos tendrán que utilizar el documento digital fiscal.

Las personas que dan recibos de honorarios utilizarán ese comprobante en papel. Para comprobar viáticos, los hoteles y restaurantes darán un número de operación al consumidor para que baje la factura por Internet. Francisco Macías consideró que el número de operaciones de las empresas indicará la obligatoriedad de hacerlo digitalmente.

De acuerdo con el especialista, si bien se han dado pasos importantes en esta materia, el carácter de disposición de obligatoriedad para el 2011 implica superar algunas barreras. Entre los retos que enfrentará la factura electrónica, está que el propio Servicio de Administración Tributaria (SAT) las acepte porque en las auditorías siguen exigiendo en papel, dijo el presidente del IMCP.

También advirtió que si no se verifica la validez de las facturas y se toma como una deducción existe el riesgo de que pueda ser falsa, pese a que sea electrónica.

“La responsabilidad de una factura en medios electrónicos también es importante”, destacó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Leonor Flores, El Economista