WePark da un segundo aire a terrenos baldíos

Uno de los 14 lugares con los que actualmente trabaja WePark es el Autocinema Coyote. Foto: Cortesía

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), se estima que en la Ciudad de México hay cerca de 6.5 millones de cajones de estacionamiento, cifra insuficiente para los 17 millones 797,369 vehículos registrados en la capital del país y el área metropolitana que constantemente aparcan en la ciudad.

Esta carencia de parqueaderos y el desperdicio de espacios inmobiliarios ideales para estacionamiento fue lo que llevó a Rafael Zaga a crear WePark, empresa que desde hace seis años da un segundo aire a edificaciones en proceso o terrenos baldíos.

Buscamos socios comerciales en lugares estratégicos para generar mayor ingreso a los dueños de establecimientos. Por ejemplo, a un terreno que se está construyendo o simplemente está parado, le integramos autocinemas, food trucks, festivales o publicidad”, explica el emprendedor en entrevista.

Uno de los 14 lugares con los que actualmente trabaja WePark es el Autocinema Coyote, terreno que por la tarde opera como estacionamiento y en la noche se convierte en un centro de entretenimiento familiar donde se proyectan películas.

¿Cómo funciona?

La compañía liderada por Rafael Zaga, que genera 120 empleos y se encuentra operando en la Ciudad de México, Estado de México y Los Cabos, ofrece a los socios comerciales un esquema de trabajo con dos vertientes: por renta del terreno y por administración.

WePark, menciona, paga una cuota mensual a los dueños del inmueble, la que depende de la ubicación del lugar, el número de vehículos que puede albergar y la tarifa que se cobra por auto estacionado, que en Polanco, Santa Fe, Reforma, Condesa y Roma oscila entre los 16 y los 30 pesos.

Pero también cobra alrededor de 400 pesos mensuales por metro cuadrado (en Polanco) por la administración del terreno, la cual incluye una plataforma interna en la que los dueños pueden monitorear las operaciones y obtener reportes en tiempo real.

Ofrecemos a nuestros socios la transparencia de los movimientos que hacemos en sus estacionamientos, les generamos confianza cuando se dan cuenta que no hay ningún gasto adicional y se cumplen las promesas de retorno de inversión”, indica Zaga.

El también director comercial de WePark agrega que aunque los contratos comerciales que han logrado no duran más de un año, debido a que las ganancias del negocio del estacionamiento no supera, por ejemplo, al de bienes raíces, hay algunas edificaciones que están aprovechando el espacio para generar ingresos extra hasta terminan la construcción, mientras que otras apuestan por este modelo, como el caso del Autocinema Coyote.

La empresa mexicana ha mantenido su crecimiento de 30% año con año, sin embargo, en 2015 el auge se notó en la planeación y crecimiento interno –personal capacitado–. Por lo que ahora “estamos armando un proyecto para recibir el 2017 con una estrategia definida y lograr nuestra meta de crecer 50%”, menciona.

Mientras tanto, se concentran en uno de sus parqueaderos más grandes, Puerto Paraíso en Baja California, donde administran más de 2,000 cajones de estacionamiento y en su expansión a ciudades como Guadalajara, Pachuca y Puebla.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario