Venture Capital, el impulso del emprendimiento durante la pandemia

Los emprendedores necesitan acercarse a nuevas alternativas de financiamiento o capitalización. Foto: Especial

Los Fondos de Capital Emprendedor o Venture Capital son una opción para empresas que no pueden acceder a otro tipo de capital y han ganado terreno en América Latina, principalmente en Brasil, México y Colombia.

Cifras de Lavca (Asociación para la Inversión de Capital Privado de América Latina) señalan que desde 2016, las inversiones de Venture Capital se habían duplicado año tras año hasta alcanzar un récord de 4.6 mil millones a finales de 2019. Aunque en los últimos meses se registró una disminución consecuencia de los impactos de la pandemia del Covid-19.

La pandemia aceleró la reconfiguración del modelo de negocio de grandes y pequeñas empresas, las estimuló a renovarse y las llevó a buscar más alternativas de inversión, de acuerdo con el fondo de capital emprendedor Wortev Capital.

Aunque la Amexcap señala que en Latinoamérica el crecimiento fue tardío, tanto la región como México tienen un “crecimiento sustancial por delante”. A la par de la creciente penetración de tecnologías digitales y la adopción de servicios financieros, el porcentaje de inversiones de capital de riesgo están creciendo.

El Capital Emprendedor representa una oportunidad de capital de riesgo de 2,400 millones de dólares por año en el mercado emergente promedio. Esto significa 3.3 veces más lo registrado en 2019, según datos de la Amexcap.

Además, los cinco países con mayor presencia en inversiones en Venture Capital en LATAM son: Brasil (50.5%), México (22.7%), Chile (9.1%), Colombia (8.2%) y Argentina (6.6%).

“Estadísticamente las principales fuentes de inversión para las pequeñas empresas provienen de los ahorros propios, bancos privados, familia y amigos. Históricamente, aquellas que reciben capital emprendedor tienen más posibilidades de convertirse en las empresas del futuro, los gigantes empresariales que dictan las tendencias”, asegura Denis Yiris, CEO de Wortev Capital.

Comercio electrónico, Fintech, logística, salud y biotecnología, prop tech, market place, ciudades inteligentes y movilidad, son los sectores que están obteniendo mayores beneficios del Venture Capital.

Las grandes empresas asumen los retos concentrando esfuerzos y recursos para continuar operando; sin embargo, los emprendimientos y pequeñas empresas necesitan acercarse a nuevas alternativas de financiamiento o capitalización, como el Venture Capital, para invertir en innovación, tecnología y desarrollo.

“México requiere que el capital de riesgo se enfoque más en nuevos emprendimientos y proyectos que estén comenzando. El apoyo debe ser tanto financiero como de acompañamiento durante todo su proceso y evolución para que estas empresas jóvenes puedan realmente destacarse y continuar su crecimiento para que puedan mañana formar parte del mercado emergente en el país”, finalizó Yris.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario