Ventas de “tienditas de la esquina” caen 25% en último año

Un total de 150,000 tienditas bajaron sus cortinas permanentemente. Foto: Especial

A pesar de que la reactivación económica se está dando en Mexico, las “tienditas de la esquina” siguen sin reponerse, pues en este año sus ventas bajaron 25%, además que 150,000 pusieron su letrero de cerrado de forma permanente, revela la encuesta 14 sobre los desafíos de reactivación a la microeconomía, elaborada por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec, explicó que previo a la pandemia, se tenía un registro de 1 millón 200,000 tienditas de barrio, de las cuales 300,000 no resistieron la crisis, aunque la mitad, 150,000 se ha podido reactivar y quienes se mantienen, enfrentan caída en sus ventas, sobre todo de productos como lácteos, dulcería, comida enlatada, proteína animal, frutas y legumbres.

“Por la inflación, en lo que va de este año, 91.71% ha tenido una pérdida del 15% al 25% de sus ventas mensuales. Además, un 70.19% percibe mayor informalidad en su entorno, lo que baja la calidad de lo que la gente está comprando”, explicó durante la presentación del estudio.

Detalló que otra situación que se percibe es que los consumidores han cambiado sus hábitos de compra por reducción de sus ingresos, pérdida de empleo, el tema de la inflación o problemas que hayan tenido por la enfermedad. Primero, están prefiriendo comprar a granel, especialmente el arroz, frijol y azúcar, dejando de lado las grandes marcas.

Asimismo, a causa de la inflación, a un 76.03% no le alcanza para adquirir una canasta básica, por lo que se recurre a técnicas como “pedir fiado”, situación que viven 78.11% de los dueños de tienditas.

“Nos confirman que su patrón tradicional de clientes que les piden fiado, ha estado constante. Lo fiado sigue ahí, se está consolidando y está creciendo, incluso”.

Añadió que para un 60.46%, las tiendas de conveniencia son la principal competencia, sumado a la informalidad que cada vez crece más.

Constante adaptación

Rivera indicó que si bien la situación no es la mejor para los comercios, están buscando como adaptarse a las necesidades.

Por ejemplo, más del 40% incorporó a sus ventas de tienda, servicio de comida preparada, salchichonería, tortillería y/o papelería.

En relación de tecnología, solo un 17.87% acepta tarjetas como otras formas de pagos, mientras que un 49.70% está interesado en implementarlo en el negocio. Otro 79.48% considera el uso de energía verdes. pero no sabe cómo financiarlo.

“Todavía, un 74.37% no consolida el servicio a domicilio, lo que es un área de oportunidad para la modernización o fortalecimiento de las ventas de canal”.

Otra área de oportunidad es emplear a personas de la comunidad, pues hasta ahora, solo 58.28% tiene uno o más empleados.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario