Ventas por catálogo, una alternativa de negocios

Foto: Especial

Grisela Pérez es vendedora por catálogo desde hace tres años, así complementa los ingresos para sostener su hogar y, lo más importante, a sus dos hijos. Ella es una de las 2.5 millones de personas que se dedican a esta actividad, según datos de la Secretaría de Hacienda.

“Comencé a vender porque me daba tiempo de estar en la casa con los niños, para ir por ellos a la escuela, para ir a dejarlos. Yo administro mi tiempo”, dice Grisela Pérez, originaria de Veracruz, quien complementa la pensión alimenticia de sus hijos con sus ganancias por la venta por catálogo de productos de dos empresas diferentes.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), entre el 70 y 75% de las vendedoras por catálogo comercializa productos de dos o más empresas.

Los 3,000 pesos seguros que gana Grisela a la quincena por los abonos de sus clientes también le sirven para pagar su carrera que estudia los sábados. Sin embargo, la ganancia es variable, “en un día puedo vender 3,000, pero hay días en los que nada más vendo 150 o 200 pesos; hay días en los que no vendo nada”.

Grisela trabaja alrededor de tres horas diarias en la venta por catálogo, la AMDV estima que quienes participan en este sector laboran entre 4 y 6 horas diarias, con una ganancia promedio de 6,000 pesos quincenales.

Ingresos complementarios

La propuesta del gobierno federal de gravar con el Impuesto Sobre la Renta (ISR) estas actividades hizo visible la situación de este sector en el que, en su mayoría, laboran mujeres y sus ingresos son un complemento en el hogar, en el mejor de los casos. La otra cara de la moneda es que sus ventas son el único recurso para sus familias.

“Perciben un ingreso que si bien, puede parecer pequeño, en realidad es muy significativo para un nivel socioeconómico que es de los más vulnerables en México. Usualmente las señoras que se dedican a la promoción de productos por catálogo son de nivel socioeconómico bajo y muy bajo. Este ingreso que ellas reciben semanalmente es muy significativo y hace una gran diferencia en el hogar”, comenta Carlo Ledezma, presidente de la Asociación Mexicana de Ventas Directas en entrevista con El Economista.

Por ello, Ledezma considera que este sector debería ser procurado por el gobierno a través de políticas públicas y no castigado mediante el ISR que implicaba una doble carga fiscal para las vendedoras.

Más de 1.5 millones de personas hubiesen sido afectadas severamente en sus ingresos por el cobro de ISR, estima la AMVD. “Entendemos que el gobierno tiene que hacerse de recursos, pero no sin un entendimiento claro de los efectos muy negativos que potencialmente tendría una propuesta a partir de no entender bien nuestra industria”, sentencia Carlo Ledezma.

Con el cobro de ISR a las vendedoras por catálogo, el gobierno federal hubiese recaudado alrededor de 3,000 millones de pesos anuales, estima la diputada Cynthia López Castro (PRI). Sin embargo, este ingreso se hubiese obtenido a costa de afectar a un sector vulnerable como lo son las mujeres que se dedican a esta actividad.

“Es una recaudación a costa de las mujeres, de las madres solteras, de un sector vulnerable. Se les está dando un trato injusto porque se está pidiendo fiscalizar a mujeres cuando no es un trabajo formal, cuando no tienen ocho horas, cuando es una actividad que hacen en los momentos que ellas pueden, en sus tiempos libres. Eso es injusto y que si buscan recaudar pues que no afecten a los más necesitados. Por otra parte, el gobierno miente al asegurar que no habría más impuestos”, comenta Cynthia López.

ISR, sólo fue un aviso

“Es un hecho: No va lo de la retención del ISR a vendedoras de catálogo”, expuso en entrevista la diputada Patricia Terrazas (PAN).

“Nosotros estuvimos trabajando en comisiones y fue una de las solicitudes que se hizo por parte de los grupos parlamentarios y la Secretaría de Hacienda aceptó eliminar la reforma de la iniciativa”, explicó la legisladora de Chihuahua.

La presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados reconoce que la propuesta no era sólo recaudatoria, iba también encaminada a la formalización del sector.

Al respecto, la Secretaría Hacienda explicó en la propuesta de Paquete Económico 2020 que con esta medida se pretendía “fomentar la formalidad y dotar de certidumbre tributaria a los vendedores independientes, los cuales, ante la falta de un esquema acorde a sus necesidades se ven obligados a tributar en el régimen general de personas físicas con actividad empresarial”.

En ese sentido, Patricia Terrazas adelantó que la estrategia para formalizar a las vendedoras por catálogo continuará con reglas que diseñará el Servicio de Administración Tributaria (SAT), “pero sin la retención”.

Por su parte, el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja, dijo que lo único que se establecerá son facilidades administrativas para que las vendedoras cumplan con sus obligaciones fiscales.

El legislador reconoció que la diversidad de esquemas de ventas de las empresas del sector fue una de las dificultades para llevar a cabo el cobro de ISR planteado por el Ejecutivo.

Por la tarde, Grisela atiende a sus hijos en casa, sabe que el ISR pudo haber afectado sus ingresos, pero está tranquila. Reconoce que no es malo pagar los impuestos de sus ganancias, en especial sí habrá otros beneficios a raíz de esta contribución.

Reconocen a GINgroup como uno de los mejores lugares para trabajar 2019Reconocen a GINgroup como uno de los mejores lugares para trabajar 2019.

CRÉDITO: 
Gerardo Hernández / Factor Capital Humano