El taller mecánico que invade el mundo

Requiere 200,000 dólares de inversión. Foto: Cortesía

Llevar el carro al mecánico puede ser para algunos una tarea fácil, pero para otros un tormento, ya sea porque desconocen de autos o no tienen tiempo para el servicio vehicular, por ello, desde 1995 Engine Power Shop (EPS) se ha encargado de hacer esta tarea más agradable.

EPS es una franquicia especializada en el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de automóviles, especializados en sistemas de cómputo. Además brinda control personalizado de servicios y recordatorios de verificaciones.

De acuerdo con Fernando Cortes, director general EPS, la empresa 100% mexicana inició en 1995 y permaneció con cuatro sucursales hasta el 2009, en ese año se decidió cambiar al modelo de franquicia y para el 2017 ya contaba con 40 sucursales a nivel internacional.

Este año cerró con 55 puntos de venta en México, Costa Rica, España, Portugal, Estados Unidos y Chile. Tan sólo en México cuenta con 19 sucursales.

Lograr una expansión internacional, dice Fernando, no ha sido fácil, pero se ha conseguido con el apoyo de la red de consultores de franquicias Front Consulting International (FCI) y con el apoyo que da a los franquiciatarios, en cuanto a capacitación y marketing, lo cual se da desde México.

“Ésta es la parte del esquema de franquicia internacional que ha sido atractiva para los franquiciatarios fuera de México, porque así ellos pueden enfocarse en la expansión, control de los puntos de venta y alianzas locales en cada país”, expuso.

Por este crecimiento internacional, EPS fue reconocida como la mejor franquicia por su expansión a nivel internacional por FCI. Al respecto, Fernando menciona que el reconocimiento los impulsa “a seguir creciendo, tomar las oportunidades y seguir desarrollándose hacia nuevos países. Buscamos volvernos líderes en Latinoamérica.

Actualmente EPS está en tratos con franquiciatarios de Colombia, Perú, Ecuador, El Salvador y Bogotá para llevar la franquicia a estos países. El objetivo es crecer 50 sucursales para el 2020.

Además, acaba de lanzar la aplicación EPS Óptimo, que es un sistema para smartphones que ayuda a agilizar el proceso para la revisión del vehículo con el mecánico como programar una cita y recordatorios de servicios o verificaciones.

Así, al llegar al taller se recibe el carro en menos de un minuto y la persona encargada del servicio ya conoce el servicio que se hará. Además, la aplicación hace cálculos para determinar en cuánto tiempo se hará el siguiente servicio y manda alertas, con ello el cliente puede ahorrarse entre 25 y 30% el costo a futuro, porque no dejará pasar más tiempo que el necesario para la siguiente revisión.

Obtener una franquicia de EPS, tanto en México como en otro país, requiere una inversión de entre 200,000 y 350,000 dólares.

“No queremos inversionistas pasivos, que nos vean como un fondo de inversión en donde meten su dinero, queremos a gente que quiera trabajar; sin embargo, no es un trabajo de tiempo completo, puede ser un franquiciatario de tiempo parcial, pero sí que tenga la experiencia empresarial”, dijo.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario