Su récord mundial de salto de altura lo incitó a abrir un restaurante

Bar-Restaurante 2.45 está ubicado en su antigua vivienda del selecto barrio habanero de Miramar. Foto: Especial

El cubano Javier Sotomayor, el mejor saltador de altura de la historia, inauguró un negocio en su antigua vivienda del selecto barrio habanero de Miramar, el Bar-Restaurante 2.45, en homenaje a su récord mundial de 1993, aún vigente.

Rodeado de personalidades de la cultura y el deporte cubanos, el "Príncipe de las Alturas" (54 años) echó a andar lo que concibe como un proyecto socio-cultural.

"Para mí es un nuevo paso, a lo mejor de salto sé o un poco de atletismo sé, pero no tanto en el mundo empresarial, estoy dando mis primeros pasos", dijo a la AFP en el local.

Se trata de un restaurante que incluirá espectáculos musicales y a la vez los clientes podrán dialogar allí con deportistas famosos.

En septiembre, el gobierno cubano aprobó la creación de micro, pequeñas y medianas empresas (pymes), ampliando el espectro para el trabajo privado, que se legalizó para trabajadores independientes desde la década de 1990.

Hasta ahora 227 pymes han sido aprobadas, de acuerdo con cifras oficiales.

Según el ex salatador, en Cuba hay "muchos" y "muy buenos emprendedores", y "no es que estemos dando, de momento, pasos agigantados (en Cuba), más que todo por la situación actual (de crisis económica) que nos encontramos, (pero) poco a poco vamos a tener muchísimas oportunidades".

Hace ocho años, el recordista mundial y campeón olímpico abrió un negocio similar, junto a su primera esposa, la exsaltadora María del Carmen García, pero no prosperó y duró poco tiempo.

Otras celebridades del deporte de la isla que instalaron negocios privados en los últimos años son el exvallista Dayron Robles y los exvoleibolistas Mireya Luis y Raúl Diago.

Salamanca

El restaurante cuenta además con un espacio de servicio de comida rápida que fue bautizado con el nombre de Salamanca, la ciudad española donde Sotomayor logró dos récord mundiales en 1993 y 1988.

Acompañaron a "el Soto" en la apertura el actor Jorge Perugorría, el pianista Frank Fernández, los populares músicos Samuel Formell, Elio Revé y César López, el campeón olímpico Anier García (atleta en 110 metros con vallas) y la bicampeona mundial Ana Fidelia Quirót (800 metros).

El local abrió el pasado viernes al público para recibir clientes nacionales, tras el cierre de estos establecimientos por covid-19 desde enero pasado, pero Sotomayor dice que espera al turismo internacional a partir de 15 de noviembre, cuando la isla abra sus fronteras.

Además de ser uno de los deportistas más laureados del mundo, Sotomayor ha tenido inclinación por el mundo empresarial, primero como representante de grupos musicales, y luego con un gimnasio.

CRÉDITO: 
AFP