Sofomes, las aliadas clave para recuperación de pymes afectadas por Covid-19

El compromiso de la Asofom es colocar 20,000 mdp hasta diciembre. Foto: Especial

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) han sido las más afectadas por la pandemia del Covid-19, que para sobrevivir, están recurriendo a préstamos y créditos, especialmente de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), convirtiéndose así en sus mejores aliados.

En el escenario que vivimos desde marzo, la banca tradicional en México, por su naturaleza, al ser entidades que prestan con los capitales de sus ahorradores, ha asumido una posición mucho más conservadora, siendo su principal política ante el Covid salir a reestructurar deuda. En cambio, las casi 1,700 Sofomes registradas en el país, han crecido sus carteras al apoyar a empresarios que por el momento no pueden acceder a créditos ya que su banco únicamente ofrece reestructuras y requieren de liquidez para continuar con sus actividades.

Jorge Meléndez Barrón, titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro (UBVA) de la Secretaría de Hacienda, explicó que en el contexto actual de la emergencia por el coronavirus y su impacto en la economía, es necesario que las Sofomes sean partícipes dentro de la reactivación económica, pues son éstas la responsables de que 60% de las empresas obtengan su primera línea de crédito.

Además, las Sofomes se caracterizan por la personalización del producto y operación de manera local o especializada en ciertos sectores, lo que ha permitido conocer de forma más personalizada a sus clientes y ser más asertivo en el momento de evaluar los riesgos de cada pyme.

Ante eso, la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom) ha impulsado el compromiso de parte de sus agremiados de colocar 20,000 millones de pesos desde marzo hasta diciembre en nuevos créditos las pymes.

Alfonso Vega, director comercial de la Sofom Serfimex Capital, indicó que si bien las pymes son las más golpeadas en tiempo de crisis, también son las que tiene mayor oportunidad de florecer al poder ajustarse más rápido a los cambios del mercado, desarrollando nuevos productos y/o servicios, y buscando estrategias innovadoras.

“Hemos recibido signos positivos con un incremento en la demanda de crédito, empujado principalmente porque la oferta en otros canales tradicionales claramente se detuvo o contrajo y eso nos trajo mucho más demanda de clientes en todos los sectores”, indica.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario