Skolable, aplicación para mejorar la logística de entrada y salida en las escuelas

Foto: Especial

Después de más de un año de pandemia, muchas actividades tendrán que sufrir transformaciones por el hecho de tener que cuidarnos unos a otros, la tecnología nos puede brindar algunas herramientas para solventar estas dificultades, en breve estaremos viendo el regreso de miles de niños a las escuelas y esto puede representar un caos logístico muy importante.

De acuerdo con la Secretaría de Salud Pública, el regreso a clases estará basado en el protocolo “Yo cuido al otro”; dentro de las medidas establecidas se encuentra el de filtros de corresponsabilidad: casa, escuela y el salón de clases. En este punto, los padres de familia deberán enviar una declaración donde se asegura que no hay nadie enfermo de Covid-19 en la familia.

Además, se deben establecer medidas de higiene permanente y sana distancia en entradas y salidas, recreos escalonados, lugares fijos asignados y asistencia alternada a la escuela.

Ante un reto logístico tan importante surge la aplicación Skolable. Se trata de una plataforma con altos protocolos de bioseguridad tanto para alumnos, maestros y autoridades escolares, la cual ya está siendo utilizada por varias escuelas y colegios que regresaron con clases hibridas o presenciales. Por ejemplo, ofrecen registro y almacenamiento histórico de temperatura, formulario digital de sintomatología, salidas y entradas con distanciamiento social y gestión de asistencia de alumnos.

Rogelio Sánchez; cofundador y CEO de Skolable, dijo a El Economista que la plataforma ya tiene tres años en operación, esta surgió por la necesidad de evitar el caos y aumentar la seguridad a la salida de las escuelas y colegios. Hasta antes de la pandemia, se hacían largas filas de autos, se entorpecía el tránsito, los niños salían en muchos casos a la calle aún sin saber si sus papás ya estaban ahí, o eran entregados a cualquier persona solo por el hecho de decir que veían por tal niño.

“Yo me di cuenta de que era mucho el tiempo y el caos que sucedía para poder recoger a mis hijos, eso aumentaba el estrés el cansancio y hasta el apetito una vez que terminaba ese proceso, por eso me di a la tarea de pensar en cómo se podía ayudar a resolver este problema, tanto de tiempo perdido, como de seguridad”.

Así surgió esta aplicación que con la pandemia tuvo que frenar su uso, pero este tiempo no fue inútil, pues su creador se preparó para que la aplicación fuera aún más útil ante el inminente regreso a las escuelas.

Ahora no solo es una herramienta para la salida de las escuelas, también es una herramienta para la entrada, “ahora los colegios harán revisiones mucho más exhaustivas, pasaremos de los niños corriendo con la mochila, a cercos sanitarios y medidas de protección que podrían retrasar considerablemente el acceso”.

Cuestionario de salud

Con la adecuación de Skolable, ahora los papás podrán llenar de manera muy ágil y digital el cuestionario de corresponsabilidad de salud, en este espacio se pregunta una serie de síntomas que el niño presente como fiebre, dolor de cabeza, entre otros. Si es un no, ya se puede enviar al niño a la escuela, luego cuando llegan la misma aplicación tiene como desarrollo un termómetro que se conecta a la plataforma y enlaza la temperatura del niño, esto permite que el papá, los profesores y encargados del filtro sanitario se den cuenta de su estado, incluso los padres reciben la información aun sin estar presentes.

Sánchez concluye que esto funciona muy bien para la dinámica de inmediatez que se requerirá en los ingresos a las escuelas todas las mañanas y posteriormente en las tardes. Además de que la información esté a la mano y se pueda repetir a cualquier hora del día, abona a la tranquilidad tanto del plantel, como de los padres de familia.

“Esto va a ayudar a una visión estadística e información sobre el estado de salud de la institución, la plataforma hace mucho más eficiente la logística en un ambiente donde las salidas sin control y todos al mismo tiempo ya no se podrán ver, se espera que la salida sea por salones y con un orden, y esta aplicación puede ser de gran ayuda ”.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha alertado sobre la necesidad de regresar a las aulas en México pero de forma escalonada y con todas las medidas de seguridad, ya que más de 5,000,000 de estudiantes de entre 3 y 29 años dejaron su formación escolar; 2.3 millones desertaron por casas atribuibles a la pandemia mientras que otros 2.9 millones dejaron de acudir por falta de dinero o recursos económicos.

“Entre más tiempo las escuelas se mantienen cerradas más alto es el riesgo de que niñas, niños y adolescentes ya no regresen a aulas”, dijo Astrid Hollander, jefa de Educación de Unicef México.

[email protected]

CRÉDITO: 
Nelly Toche