Siete errores que pueden matar tu emprendimiento

Al tercer año, mueren 75% de las empresas. Foto: Especial

El emprendimiento en México ha crecido considerablemente en los últimos años y muestra de ello es que de acuerdo con la OCDE, nuestro país es el mejor en América Latina para emprender. Por ello, no es de extrañar que existan más de 4 millones de mipymes y que cada año se abran, en promedio, 35,000 negocios, revela el Inegi.

Sin embargo, aunque la economía siga creciendo, el promedio de vida de las empresas es de dos años. Para el tercer año 75% de las empresas desaparecen y aunque las razones son variadas, hay algunos errores comunes.

“Hemos analizado el entorno profesional en el que se desenvuelven, así como los factores que llevan a las micro, pequeñas y medianas empresas a desaparecer, y nos percatamos que esto se debe en gran medida a que no cuentan con un plan sólido, objetivos claros, análisis de resultados, ni una estrategia bien diseñada de crecimiento”, indicó José Garibay, director adjunto de Válzer, plataforma de fondeo y desarrollo empresarial para emprendedores.

Garibay indicó que entre los errores más comunes que se cometen, están los siguientes.

De acuerdo con el directivo, estos son algunos de los errores que frenan el crecimiento de las pymes en México son:

Falta de cultura empresarial

Pocas pymes analizan y desarrollan un plan estructurado que les indica el camino a seguir para llegar a su público objetivo, sino que se limitan a operar sobre bases empíricas. La mayoría de los negocios comienza a desarrollar acciones sin dirección y sin un plan de trabajo ni objetivos claros.

No hay acercamiento a especialistas o profesionales en áreas soporte al core business

Es muy común emprender un negocio sin la asesoría de un experto, pues se cree, equívocamente, que en un negocio pequeño no es necesaria la intervención de especialistas y que el emprendedor es capaz de atender y operar todas las áreas.

Solicitar ayuda no significa un fracaso, por el contrario es una estrategia para acercarse al éxito de la empresa.

Escaso o nulo acceso al financiamiento

El financiamiento se ha convertido en uno de los principales apoyos efectivos para el desarrollo y crecimiento de las pymes, sin embargo, pequeños empresarios y emprendedores le temen a esta ayuda, ya que piensan que les hará perder el control de su negocio.

Mala previsión financiera

No determinar con anticipación los fondos necesarios para poner en marcha la empresa, la obtención del capital, no tener claros los resultados financieros reales del negocio o no contar con un plan financiero son algunos de los errores que llevan a estancar el crecimiento de la empresa.

Tener claridad de las áreas que necesitan inversión y las cantidades que se requieren para dichas tareas, constituye un paso importante para consolidar una pyme.

Falta de asesoría legal

Ignorar las responsabilidades fiscales y legales que tiene el negocio y no constituirlo adecuadamente traerán problemas para potencializar el crecimiento de la empresa.

De ahí la importancia de contar con un asesor experto en temas legales y empresariales para aconsejar y guiar al emprendedor al constituir su negocio de forma correcta.

No tener innovación en productos

La innovación se ha convertido en un elemento indispensable para que una empresa crezca, sin embargo, también es uno de los principales retos para las empresas mexicanas.

Si bien en ocasiones esto representa un gasto considerable para las áreas de producción, es necesario que las empresas planteen la renovación de maquinaria, herramientas y equipos para ser competitivos en el mercado.

Por otro lado, la innovación debe presentarse también en procesos, ideas, servicios o intangibles. que no sólo no representan gastos excesivos, sino que incrementan la productividad y probabilidad de crecimiento de las empresas.

Olvidarse del marketing y branding

Se tiene la creencia de que el marketing es caro y solo es para las grandes empresas, ¡Error! Contar con una campaña de marketing adecuada y una marca con propósito ayudará a incrementar la presencia y conseguir nuevos clientes.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario