Las Salsas del Primo que dan sazón a México

Las salsa se venden en todo el país y en ciudades de Estados Unidos. Foto: Especial

Nada como comer una carne o nuestro platillo favorito acompañado de una buena salsa, que sea picosa y también tenga un sabor especial que nos provoque comer más aunque ya no podamos, sobre todo si es casera, como las de la receta de la abuela.

Esta experiencia sencilla pero con gran valor es la base del portafolio de Deliprime, empresa mexicana dedicada a la elaboración, distribución y venta de alimentos, principalmente salsas picantes que están conquistando a México por su sabor casero que pareciera recién salido de la cocina de la abuela.

Con una variedad de más de ocho diferentes chiles provenientes de estados como Yucatán, Coahuila y el propio Nuevo León, en donde tienen su sede, Deliprime prepara las Salsas del Primo, las cuales no se relacionan con procesos industriales y se enfocan en la calidad de los ingredientes, los cuales son sometidos a un cuidadoso proceso de inspección, selección y limpieza.

De acuerdo con René Flores Ramírez, director general, la empresa buscaba “entregar una salsa casera” y así fue nacieron las Salsas Del Primo, cuyo nombre surgió debido a la forma de hablar muy característica del norte del país, donde se le dice “primo” a todas las personas que inspiran confianza. “Si hay un producto que puede transmitir tu sabor, tu receta y tu alma, es la salsa”, reflexiona René Flores.

Apoyo para crecer

Deliprime quien nació hace 25 años en Monterrey, se acercó a Walmart de México y Centroamérica hace más de 10 años cuando la empresa estaba por lanzar como pionera la salsa de guacamole, misma que consideraban llena de potencial para su comercialización en otras regiones a nivel nacional.

Hace un año lograron entrar exitosamente al programa de Adopta una Pyme, el cual ofrece desde 2014 apoyo a pequeñas y medianas empresas que ya forman parte de la cadena de valor de la compañía, a través de capacitaciones y asesorías para que éstas logren incrementar su productividad, competitividad y posicionamiento.

Gracias a este programa, Salsas Del Primo ha logrado expandir su presencia. Hoy en día sus productos llegan a las mesas de todo el país y algunas ciudades de Estados Unidos.

Para llegar a este punto, tuvieron que sortear su mayor reto: consolidarse como empresa. Actualmente su portafolio ha crecido y ahora cuentan con más de un centenar de diferentes recetas, muchas de estas presentaciones se venden en tiendas Walmart y Bodega Aurrera, y la línea Premium con cuatro sabores, disponibles en Superama.

Todos sus productos son vendidos en envases de vidrio, material que asegura la inocuidad y la excelencia del sabor, y mantiene la consistencia del producto por un periodo más largo.

Adopta una Pyme

Gracias al programa Adopta una Pyme, Deliprime enfrentó con éxito estos retos y llegó a nuevos mercados. Este programa de Walmart de México y Centroamérica ha apoyado desde su creación a 395 pequeñas y medianas empresas, las cuales han recibido capacitaciones y asesorías en temas logística, promotoría y distribución.

“Adopta una Pyme es un programa serio que realmente nos ha ayudado a que vayamos paso a paso. A través de este programa, hemos podido llegar al occidente y centro del país, e incluso crecer hacia otras regiones. Gracias a esto pudimos dar el salto comercial y alcanzar cifras de doble dígito en el crecimiento de diferentes rubros año con año”, explica René Flores.

Lo que empezó como un emprendimiento con la meta de llevar los mejores sabores caseros de México a todos lados, hoy día ve un importante crecimiento gracias a su expansión, y todo indica que el futuro luce prometedor para esta empresa regiomontana.

Para René Flores, el mejor consejo que le podría dar a un emprendedor es que sepan “escuchar a quienes tienen el poder del conocimiento”. La experiencia y el aprendizaje fresco siempre son necesarios para crecer, y a ellos les ha permitido cumplir su sueño.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario