Revoluciona tu pyme esta cuarentena

Hay que identificar las prioridades a atender desde este momento para salir victorioso de la crisis. Foto: Shutterstock

La ciberseguridad y el uso de inteligencia artificial, son prioridades para potenciar los negocios cuando acabe la pandemia.

El coronavirus está marcando un cambio en el mundo de los negocios, las formas de negociar que por años pudieron resultar efectivas, ya no tendrán los mismos resultados, es momento de evolucionar y éste es un desafío para todas las organizaciones, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Ante el nuevo entorno que se avecina, las empresas deben ir trabajando para que cuando todo acabe, sigan vigentes en el mercado con una oferta más innovadora y personalizada. Si bien para una empresa de gran tamaño el proceso es más sencillo, las pymes enfrentan más retos por la falta de presupuesto y tecnología, aunque pueden lograrlo sin requerir grandes inversiones.

La contingencia ha evidenciado deficiencias en los modelos de negocios, así como oportunidades de crecimiento, por lo que en palabras de Eduardo Gutiérrez, presidente y director de general de IBM México, hay que identificar las prioridades a atender desde este momento para salir victorioso de la crisis.

Durante la conferencia en línea: Siete formas de reinventar los negocios en México, explicó que una prioridad en la contingencia es hablar del uso de datos para los negocios, así como de la tecnología que permita usarlos de forma flexible y segura.

“Se debe tener una estructura robusta para procesar datos de forma rápida y eficiente, que tenga servicios ágiles y sea capaz de crecer en función de la demanda del negocio”, afirmó.

Añadió que en el país, ya se tenía un crecimiento favorable de transformación digital, pero ante la crisis sanitaria, se aceleró de forma importante y con mayor interés de mudarse a la nube, una de las opciones más sencillas para todos tipos de empresas que permite innovar y manejar adecuadamente los datos.

No hay que olvidar que dentro de esta transformación digital, es necesario tratar el tema de la ciberseguridad, una de las principales amenazas de las empresas que cuesta más de 600,000 millones de dólares al año, de acuerdo a datos de la compañía McAfee.

Tan solo desde el mes de marzo, cuando comenzó la crisis de la pandemia en México, se ha registrado un aumento en más de 6,000 % de spam y ciberataques a las empresas, de acuerdo a un análisis realizado por la unidad de seguridad de IBM, X-Force.

“Se ha visto un aumento de ataques cibernéticos, algunas organizaciones responden rápidamente pero otras ya están sufriendo mucho por ello. Las empresas y sobre todo las tecnológicas, se enfrentan al reto de demostrar que se puede trabajar de forma remota eficazmente pero también de forma segura”, dijo Gutiérrez.

Inteligencia artificial

Para que los negocios sobrevivan y crezcan, se debe ser consciente que las necesidades y comportamientos de los clientes han cambiado en poco tiempo. Cuando la crisis comenzaba, la gente acudía a comprar artículos de primera necesidad como papel de baño, que se adquiría en grandes cantidades. Después, la tendencia era lo relacionado con el gel antibacterial, desinfectantes y artículos de aseos, mientras que lo siguiente fueron artículos de repostería o ingredientes para hacerlos, y bebidas alcohólicas, lo que se agravó con el desabasto de cervezas.

Para crear estrategias que mejoren la experiencia de los clientes, se puede apalancar de inteligencia artificial (IA), que aunque pueda sonar costoso, también se liga a la nube de forma sencilla.

“Cuando incluyes IA, puedes encontrar tendencias y patrones para analizar los comportamientos de los clientes y así crear un modelo de negocio diferente. La IA es sumamente importante para esas experiencias. No solo la industria de retail lo utiliza, sirve para otros negocios”, detalló Gutiérrez.

Marco Reis, vicepresidente de Global Business Services en IBM México y Latinoamérica, explicó que los nuevos modelos de negocios deben centrarse en los clientes y su impacto. Ahora el trabajo remoto es más utilizado que nunca, ofreciendo buenos resultados aún con algunos obstáculos por vencer, pero el mayor reto es seguir ofreciendo niveles de calidad y eficacia en el servicio.

En todo este proceso, el líder debe cambiar, fijándose más que nunca en el cliente, sin descuidar a los empleados y preocupándose por la gente.

“Lo más importante en esta situación es preocuparte por la gente y tus clientes, es sumamente importante el acercamiento, ellos lo aprecian y al final, son las personas las que existen en una empresa”, indicó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario