Restaurantes reabrirán el 18 de enero

En la primera fase, habrá servicio en piso hasta las 18:00 horas. Foto: Especial

Ante la petición de restaurantes de abrir a pesar de estar en semáforo rojo, el gobierno de la Ciudad de México llegó a un acuerdo con el sector para que puedan operar con servicio en el lugar a partir del 18 de enero y posteriormente, ir abriendo de forma escalonada en cuatro fases. El acuerdo se dará a conocer a detalle el 15 de enero.

A través de un comunicado, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), indicó que el plan, que compartirá la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, consistirá en permitir el servicio en espacios abiertos, terrazas y con mesas al exterior del establecimiento.

Para la primera fase, los restaurantes operarán en un horario de 8:00 a 18:00 horas de forma presencial, y después solo con servicio para llevar. En un comienzo, el gobierno planteaba el cierre a las 16:00 horas; sin embargo, para los restauranteros no era viable por ser la hora de la comida que en promedio comienza entre las 14:30 y 15:00 horas.

Asimismo, se deberá contar con terrazas y mesas al exterior, que deberán tener una separación de 1.5 metros y con un máximo de cuatro personas por mesa. También deberán cumplir con registro de QR y realizar pruebas semanales al 5% de los empleados, si el negocio tiene más de 50 colaboradores.

De igual manera, deberán facilitar el trabajo de supervisión del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), con el fin de que cumplen con las medidas de seguridad establecidas.

Para la segunda fase, se tendría un aforo de 25% en interiores y 35% en exteriores, con un horario de cierre de 22 horas de martes a domingo, sin tener música en los establecimientos.

En caso de volver a semáforo naranja, se mantendrán las normas que se habían establecido anteriormente, como 30% de aforo en interiores y 40% en exteriores con un horario de cierre de 23:00 horas y un nivel de música máximo de 62 decibelios. Por mesa, no se podrán superar seis personas.

Durante las negociaciones, participaron los alcaldes de la capital quienes ayudarán a los comercios que no cuenten con terrazas, a encontrar otras opciones que permitan su operación. Una de las propuestas es aprovechar los pasillos de los centros comerciales e incluso de estacionamientos, aunque aún no hay nada confirmado.

Para seguir trabajando en la estrategia, los restauranteros se reunirán con las autoridades cada miércoles.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario