Las reglas que deberán cumplir los restaurantes para reabrir

El servicio en establecimiento será hasta las 18:00 horas. Foto: Especial

Desde el 18 de enero, los restaurantes podrán volver a dar servicio en piso en la Ciudad de México siempre y cuando cumplan con algunas normativas que el Gobierno de la Ciudad ha compartido.

En primer término, solo podrán operar los restaurantes que cuenten con terrazas o mesas en el exterior, ya que el servicio en el interior aumenta las probabilidades de contagios.

El horario de atención en el establecimiento será hasta las 18:00 horas y después solo con servicio para llevar. En un comienzo, el gobierno planteaba el cierre a las 16:00 horas; sin embargo, para los restauranteros no era viable por ser la hora de la comida que en promedio comienza entre las 14:30 y 15:00 horas.

Asimismo, las mesas deberán tener una separación de 1.5 metros y con un máximo de cuatro personas por mesa. También deberán cumplir con registro de QR y realizar pruebas semanales al 5% de los empleados, si el negocio tiene más de 50 colaboradores.

Para instalar las mesas en el exterior, se podrán ocupar los espacios al aire libre, por orden de prioridad y deben agotar cada opción antes de optar por la siguiente, como se muestra a continuación:

  • Terrazas o espacios descubiertos propios
  • Estacionamientos piropos
  • Banquetas
  • Franjas de estacionamiento sobre arroyo vehicular (estacionamiento habilitado)
  • Carril sobre arroyo vehicular. No podrá ser en arroyo de vías primarias, vías de acceso controlado, ciclovías, ciclocarril ni en carriles exclusivos para la circulación de transporte público

De igual manera, los restaurantes deberán registrarse al programa Ciudad al Aire Libre en el portal covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias, donde deberán imprimir una carta compromiso y colocarla en el estabelcieintos de forma visible. Este transmite no tiene ningún costo.

Al igual que los restaurantes, podrán operar los comercios en el centro histórico que tengan la modalidad de recoger y atender en ventanilla, así como clases deportivas y gimnasios al aire libre.

“Entendemos la situación económica de muchos sectores, por lo que el objetivo es activar sin arriesgar y estamos haciendo esto porque sabemos que la ciudadania será responsable. Hacemos el llamado a la población a no realizar fiestas ni encuentros familiares”, manifestó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

En el caso del Estado de México, el gobernador Alfredo del Mazo, anunció que seguirán en semáforo rojo pero también se permitirá la reapertura de restaurantes en espacios abiertos, con las mismas normas que las establecidas para la Ciudad de México.

“En todo momento se deberá priorizar el cuidado de la salud de todos, por lo que es necesario mantener y reforzar las medidas preventivas. Recordemos que el riesgo de contagio sigue siendo muy alto. Nuestro sistema de salud sigue trabajando al máximo para seguir salvando vidas”, señaló.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario